‘No me quedaré encerrado en Palacio’

353

El presidente saliente Juan Manuel Santos acompañado de su esposa  María Clemencia de Santos cuando recibían ayer en Palacio al nuevo ´inquilino´ el presidente Iván Duque Márquez y su esposa e hijos./Colprensa

 

“Quiero que sepan los colombianos que actuaré con humildad. No seré un Presidente encerrado en un Palacio, porque el único Palacio que espero habitar es el corazón de los Colombianos”, dijo el nuevo mandatario Iván Duque Márquez, durante su discurso de posesión.

Con ello anunció que visitará las regiones del país permanentemente. Unos dicen que será el mismo estilo de los consejos comunitarios de su mentor político Álvaro Uribe Vélez.

El jefe de Estado resaltó que quiere que “l a vida de los colombianos empiece a cambiar ya. Que con esperanza, con ilusión, iniciemos en este momento el camino a la felicidad que nos corresponde como nación. Hoy entrego mi vida a Colombia, a sus ciudadanos, a este tricolor que brilla en el firmamento”.

Duque Márquez señaló que trabajará por un pacto por el futuro, por la equidad y por Colombia, para lo que convocó a los colombianos, a los trabajadores, a los gremios, a los empresarios, a los sindicatos, a los partidos políticos, a las organizaciones sociales “a hacer realidad juntos este Pacto”.

“Vamos todos a trabajar por ese pacto que nos permita construir el país que nos merecemos. No dejemos que el odio interfiera en este propósito, no dejemos que nada nos distraiga del camino de la unión. No más divisiones de izquierda y derecha: somos Colombia”, dijo.

Así mismo, destacó el papel que jugará la primera mujer vicepresidente de Colombia, Marta Lucía Ramírez, y su gabinete ministerial, con quien estará “permanentemente en las regiones, dialogando con los ciudadanos, buscando opciones para atender sus necesidades”.

También manifestó que  su gobierno trabajará por introducir cambios sustanciales a la forma de hacer política, donde trabajarán con “armonía” con el Congreso de la República, “buscando inversiones estratégicas para las regiones, pero sin dádivas, prebendas, canonjías o acuerdos burocráticos”.

Aseguró que promoverán una reforma política que abra el espacio para eliminar el voto preferente, propiciar la democracia dentro de los partidos y asegurar el financiamiento público de las campañas.

 “Colombianos: Hoy con honor asumo como Presidente de este gran país”, finalizó Duque Márquez.

ASESINATO DE LÍDERES SOCIALES

En medio su discurso de posesión como presidente de la República Iván Duque criticó el mandato del expresidente Juan Manuel Santos y resaltó que recibe un “país convulsionado” a causa de los asesinatos a líderes sociales, el aumento de cultivos ilícitos y corrupción. 

“Recibimos un país convulsionado. Más de 300 líderes sociales han sido asesinados en los últimos dos años, los cultivos ilícitos se han expandido exponencialmente en los últimos años, bandas criminales aumentan su capacidad de daño en varias regiones del país, se han hecho promesas y compromisos con organizaciones sociales sin asegurar su financiamiento”, dijo el presidente Duque y resaltó que le esperan “enormes retos” en materia de confianza ciudadana, económica y los escándalos de corrupción dejados por el gobierno Santos.

 “Tenemos que devolverle el valor a la palabra del Estado. La creación desordenada de agencias y programas está acrecentando la desconfianza ciudadana y la frustración de los beneficiarios de estas iniciativas, incluidas las víctimas y las regiones golpeadas por la violencia”, señaló el mandatario para el periodo 2018-2022.

De igual forma, rechazó los escándalos de corrupción en la alimentación escolar, en el sistema de salud, en proyectos de infraestructura y en la contratación directa “que han deslegitimado al Estado, malgastado escasos recursos públicos, privado a miles de ciudadanos de servicios esenciales y ameritan nuestra acción inmediata”.

En materia económica, Duque sostuvo que se han cometido errores que se deben enmendar como los de una “política tributaria motivada por la expansión del gasto ha llevado a que tengamos cargas asfixiantes y que se afecten el ahorro, la inversión, la formalización y la productividad. 

Frente a lo que espera construir como mandatario de la República, Duque afirmó que todo inicia por “saber valorar lo que somos y hemos sido como país es la base para construir un mejor futuro. Ser honestos” e invitó a los colombianos a que entre todos se construya “un gran pacto por Colombia por encima de las diferencias estén las cosas que nos unen”.

Duque resaltó que se deben pensar en “soluciones y no agresiones” para evitar caer en “la tentación del aplauso transitorio”.

VALORES Y PRINCIPIOS INQUEBRANTABLES

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, durante su discurso de posesión, manifestó que llega con la idea de unir a los colombianos, luego de la polarización en la que se ha visto inmerso en los últimos años. 

“Quiero gobernar a Colombia con valores y principios inquebrantables, superando las divisiones de izquierda y derecha, superando con el diálogo popular los sentimientos hirsutos que invitan a la fractura social, quiero gobernar a Colombia con el espíritu de construir, nunca de destruir”, manifestó Duque. 

El nuevo mandatario de los colombianos hizo mención, durante la primera parte de su discurso, al bicentenario de la independencia de Colombia, que se celebrará el próximo año, con lo cual invitó a los colombianos a “dejar los egos para forjar un propósito común”. 

“Este será el gobierno del Bicentenario y todos construiremos la Colombia del Bicentenario, para lo cual más allá de las celebraciones tradicionales debemos hacer reflexiones profundas sobre nuestro pasado y nuestro futuro”, dijo el nuevo jefe de Estado. 

Duque Márquez también señaló que los colombianos “cuando nos unimos como pueblo nada nos detiene. Cuando todos aportamos somos capaces de hacer realidad proezas propias que ni siquiera el realismo mágico es capaz de imaginar”, por lo que resaltó que la historia de Colombia deja en evidencia que somos una nación valiente, laboriosa, que no se amaina al primer ruido”. 

También señaló: “No me canso de decir que Colombia es RESILIENCIA. Hemos sido capaces de construir un vigoroso y diverso aparato productivo en medio de tres cordilleras y difíciles laderas, hasta convertirnos en una economía impetuosa cuyo potencial no cesa de ser reconocido en el mundo entero”. 

Duque manifestó es esta “es una generación llamada a gobernar libre de odios, de revanchas, de mezquindades y con el mandato de millones de compatriotas de hacer de nuestro país una tierra grande donde los símbolos de nuestro tricolor retomen su significado”. 

Finalmente, resaltó que ser una nación resilente debe llevar a “corregir el pasado y construir el futuro. No debe haber egoísmos. Gobernar a Colombia requiere una grandeza para mantener todo lo que funcione, corregir todo lo sea necesario y construir nuevas iniciativas, instituciones y programas que le aseguren a nuestro país un futuro de justicia social”. 

También podría gustarte