Policía avanza en protocolo de atención al ciudadano

260

Los agentes desarrollan actividades con la niñez para demostrarles que son seres humanos dispuestos a garantizar la protección y hacer respetar sus derechos en la sociedad. 

 

Un agente es un ser humano cuyo uniforme le da una investidura de autoridad que inspira respeto, seguridad y orden. Pero la cruda realidad basada en la pérdida de valores da cuenta que 8 de cada 10 policías han sufrido de una lesión física o verbal.

Con el propósito de ofrecer una atención más cercana al ciudadano y casi que personalizada, la Policía Metropolitana de Santa Marta avanza en la consolidación de un protocolo que se implementará en los Centros de Atención Inmediata (CAI) que operan en los distintos sectores de la ciudad.

Verificando en la suite visión empresarial de la Policía Nacional, se evidenció que la institución no cuenta con un protocolo o guía para atender al ciudadano que se acerque a un Centro de Atención Inmediata.

Varios agentes uniformados han logrado percibir que no contar con dicha guía, hace que la institución y el uniformado que presta su servicio en un CAI, sea vulnerable por las diferentes situaciones que se presentan diariamente en su entorno.

La fuga de información genera un peligro eminente en la Policía Nacional, por lo anteriormente mencionado, se ve en la necesidad de implementar una guía de atención al ciudadano desde los Centros de Atención Inmediata de la institución que permita mitigar hechos que puedan afectarla tales como la fuga de información, mala atención al ciudadano que conlleve a una poca percepción dentro de la institución.

Es válido mencionar que un agente de la institución policial es un ser humano cuyo uniforme le da una investidura de autoridad que inspira respeto, seguridad y orden. Pero la cruda realidad basada en la pérdida de valores da cuenta que 8 de cada 10 policías han sufrido de una lesión física o verbal, esto sin contar con otras situaciones que viven a diario los hombres y mujeres policías.

Un ejemplo es la labor desempeñada por las valerosas mujeres que hacen parte de la policía de tránsito quienes sin importar el clima, lluvia o sol siempre están en sus lugares asignados regulando el tráfico, para que los conductores no tengan contratiempos en sus desplazamientos. 

‘Policía un día, policía toda la vida’, frase célebre que caracteriza a los buenos policías, a quienes han entregado sus mejores años con la fiel idea de recibir como recompensa una sonrisa o tal vez un estrechón de manos, un gracias por su trabajo o simplemente respeto, en una sociedad en la que cada vez se pierden más los valores.

Claro que es posible que los samarios puedan hacer la diferencia con un comportamiento adecuado en cada escenario en donde se encuentren. Si su comportamiento es el indicado esa ‘máquina’ que tiene sentimientos y que siente dolor como usted, tan solo estaría cumpliendo con su función y no regulando comportamientos de aquellos que buscan la desestabilización social.

Comprometámonos a ser parte del cambio, asumir actitudes íntegras, honradas y dignas que edifiquen el respeto, “porqué usted también es un ciudadano ejemplar”.

También podría gustarte