Reconocimiento a Palestina dividió las opiniones entre Duque y Santos

288

El gobierno del presidente Iván Duque entró en un franco desacuerdo con la decisión de su antecesor Juan Manuel Santos de haber reconocido al Estado de Palestina.

Tras conocerse que el gobierno de Juan Manuel Santos, le comunicó a Palestina que Colombia los reconocía como Estado. La noticia ha causado todo tipo de reacciones entre la opinión pública y por ese motivo el canciller Carlos Holmes Trujillo, anunció que se revisará el tema.

 

En el documento que le envió la excanciller María Ángela Holguín, a su entonces homólogo de Palestina, Riad Malki, el Gobierno Nacional comunicaba que conscientes de las dificultades y sufrimientos que ha enfrentado la población de ese país, reconocían que para “construcción gradual de su Estado la unidad de la nación palestina es un imperativo”, y agregaba que esperaban que se siguieran dando las “condiciones internas para superar los desafíos que presentan en el camino”.

La Confederación de Comunidades Judías de Colombia emitió un comunicado en el que lamentó la decisión tomada por Colombia y la calificó como inoportuna. “Se aparta de la posición histórica de Colombia, en el sentido que el reconocimiento de Palestina como Estado se daría únicamente como resultado de conversaciones directas entre las partes que condujeran a un Acuerdo de Paz con el Estado de Israel, tal como lo manifestó Santos de manera pública en diversos escenarios durante sus ocho años de gobierno”, añadió.

En el comunicado también afirmaron que reciben con beneplácito la declaración del actual gobierno del presidente Iván Duque, manifestada a través del nuevo Ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo, según la cual se va a examinar cuidadosamente las implicaciones de ese reconocimiento por posibles omisiones que podrían desprenderse del mismo y en la que reitera la prioridad de mantener relaciones de cooperación con aliados y amigos. 

Por su parte, la vicepresidente de la República, Marta Lucía Ramírez, sostuvo una reunión este jueves  con el embajador de Israel en Colombia, Marco Sermoneta, donde el funcionario le habría manifestado la preocupación del gobierno de Israel frente a lo que significa un cambio de fondo en la doctrina de la política exterior colombiana y que siempre ha mantenido una relación privilegiada y de cooperación con Israel.

Según la oficina de prensa de la Vicepresidencia, Marta Lucía Ramírez escuchó los planteamientos del embajador, reconoció la importancia estratégica que tiene la relación con Israel y se comprometió a transmitir al presidente de la República y al canciller Carlos Holmes la preocupación expresada.

Uno de los puntos en los que se ha enfocado la discusión ha sido en si el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos debió firmar dicha nota diplomática pocos días antes de salir del mandato, pese a que el mismo gobierno Duque reconoció que ellos fueron notificados de esta decisión durante el proceso de empalme.

Mauricio Jaramillo, experto en política de la Universidad del Rosario, aseguró que la decisión que tomó Santos es coherente con la política de paz que mantuvo en su Gobierno y con la política de relaciones exteriores.

 “Es una decisión más que coherente con la política de paz del expresidente Santos y es coherente con la política de relaciones exteriores del país. Colombia siempre tuvo una postura muy equilibrada entre amiga de Israel y amiga de Palestina. No reconocer a Palestina contradecía esa tradición en la que estaba Colombia desde hace varios años”, agregó Jaramillo.

De acuerdo con el experto, la pregunta está no en si la decisión fue acertada o no, sino, si estuvo bien hacerla cuatro días antes de que se acabara su gobierno, porque a su juicio, lo ideal hubiese sido hacerlo con el tiempo necesario para que la excanciller María Ángela Holguín hubiese salido a justificar frente al Gobierno Israelí, de manera más fácil, dicha medida. “Nuestro principal derrotero en política exterior siempre se basó en el derecho internacional y obviamente Palestina ya ha cumplido desde el punto de vista del Derecho Internacional”, añadió.

Rafael Piñeros, coordinador de Relaciones Internacionales del Externado, asegura que esta decisión es coherente con lo que el presidente Santos había hecho, tanto a nivel interno como externo.

“Lo lógico es que Israel protesta porque Colombia cambió una posición que había mantenido por más de 60 años, pero no creo que vaya a afectar las relaciones, porque cuando los países de Mercosur hicieron en 2012 una fuerte nota de protesta, no hubo ninguna retaliación. Las relaciones de Israel,  Brasil, Argentina, Uruguay siguen siendo muy sólidas y Colombia tiene relaciones muy sólidas con Israel, además, a Israel le interesa mantener unas buenas relaciones con Colombia”, señala Piñeros.

BOGOTÁ COLPRENSA

También podría gustarte