Actuamos de buena fe, con un permiso de la autoridad ambiental: Drummond

264

La compañía Drummond se pronunció luego del fallo del Consejo de Estado, que dejó en firme una multa por cerca de 1700 millones de pesos en su contra, impuesta por el Ministerio de Ambiente por construir obras en el departamento de Cesar sin contar con una licencia ambiental. 

“Drummond Ltd. reitera que actuó de buena fe, con un permiso de la autoridad ambiental regional, y que siempre respeta y cumple con la normatividad vigente”, indicó la compañía en un comunicado. 

De acuerdo con la empresa, en el año 2007 compró unos predios para el desarrollo de la concesión minera de ‘El Descanso’, en el centro del departamento del Cesar, por lo que simultáneamente tramitó la licencia ambiental correspondiente. 

“Para poder tener acceso a los predios, la compañía solicitó y obtuvo de CorpoCesar un permiso para construir una vía dentro de su propiedad, que permitiera conectar dichos lotes con el proyecto minero de La Loma, entendiendo de buena fé que dicho permiso era suficiente”, indicó la compañía. 

En ese sentido, Drummond aseguró que el ministerio consideró que el permiso de la Corporación Autónoma era insuficiente y que para las obras realizadas se requería una licencia ambiental, por lo que le impuso una multa por 1.694.812.860 de pesos, la cual fue pagada hace unos años. 

“La compañía interpuso los recursos de ley para que se revocara la medida, los cuales fueron negados mediante las resoluciones 174 del 1 de febrero de 2008 y 1440 del 27 de julio de 2009″, indicó Drummond. 

De acuerdo con la compañía, a raíz de que las decisiones fueron en su contra, decidió interponer una demanda ante el Tribunal Administrativo del Cesar solicitando la nulidad y el reintegro de estos recursos pagados. 

“Dicho tribunal falló en contra de la compañía el 29 de agosto de 2013, razón por la cual Drummond apeló la decisión ante el Consejo de Estado, el cual finalmente emitió su fallo el 2 de agosto del año en curso, confirmando el fallo del Tribunal”, indicó. 

Esta proceso se habría llevado por las obras que esta compañía había realizado en 2006, cuando se construyó un corredor de aproximadamente 70 metros de ancho y 5,44 kilómetros de longitud entre el río Calenturitas y arroyo Paraluz, en donde, según el Ministerio, se habrían intervenido los cauces de estos cuerpos de agua sin contar con la autorización del Ministerio de Ambiente. 

Bogotá Colprensa.

 

También podría gustarte