Tiroteo en Canadá dejó cuatro muertos

Policías arribaron rápidamente a la escena, un pequeño edificio en una zona residencial en el norte de la ciudad, tras recibir una llamada alrededor de las 7H10 locales (10H10 GMT). Una vez allí, encontraron a dos personas muertas tendidas en el suelo.

 

Cuatro personas, incluidos dos policías, murieron y un sospechoso fue arrestado ayer  luego de un tiroteo en la ciudad de Fredericton, al este de Canadá, en momentos en que crece la preocupación por el recrudecimiento de la violencia en el país.

 

El sospechoso es un hombre de 48 años que reside en Fredericton, dijo el subjefe de la policía de la ciudad, Martin Gaudet, en una conferencia de prensa, sin otorgar detalles sobre las motivaciones del presunto tirador, que habría quedado gravemente herido.

El hombre fue arrestado en su apartamento poco después del tiroteo, agregó  Gaudet. 

Policías arribaron rápidamente a la escena, un pequeño edificio en una zona residencial en el norte de la ciudad, tras recibir una llamada alrededor de las 7H10 locales (10H10 GMT). Una vez allí, encontraron a dos personas muertas tendidas en el suelo.

“Fue entonces cuando les dispararon”, explicó el funcionario. 

Un testigo que despertó por las detonaciones dijo a la televisión local que a través de su ventana había visto a un hombre disparar desde su departamento. “No vi al tirador, solo el cañón de su arma”, aclaró. 

Los dos policías asesinados son un hombre de 45 años, casado y con cuatro hijos, y una madre de tres hijos de 43 años. Las otras dos víctimas son un hombre y una mujer adultos, dijo Gaudet. No precisó si también hubo heridos, aparte del tirador.

El barrio de Brookside, cerca del centro de la ciudad de unos 60.000 habitantes situada en Nouveau-Brunswick (este), estuvo cercado durante varias horas después del tiroteo, según testigos. El perímetro de seguridad fue levantado al medio día.

Durante varias horas, la policía del barrio pidió a la población quedarse en casa y confinó a los clientes dentro de comercios.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, reaccionó de inmediato ante esta “terrible noticia”.

“Mis sentimientos están con todos los que han sido afectados por el tiroteo esta mañana. Seguiremos la situación muy de cerca”, escribió en Twitter.

Escuché lo que pensé que eran niños jugando con petardos. Dos disparos, tres disparos, luego tres o cuatro… Era surrealista, como en una película”, narró a Radio-Canada Pierre Huard, un residente del vecindario.

Una veintena de niños de entre 2 y 7 años fueron confinados en sus guarderías, dijo a CBC Rachel Le Blanc, otra testigo y directora del lugar. 

“No tienen idea de lo que está pasando, lo cual es muy bueno”, dijo. “Muchos padres llamaron, estaban muy asustados, se tranquilizaron.”

La provincia de Nouveau-Brunswick, en el este del país, había vivido antes un tiroteo mortal en junio de 2014.

MONTREAL AFP

También podría gustarte