Con aumento de tarifas, usuarios pagarán lo que se robaron los españoles

392

El Ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla le advirtió a los costeños que si quieren un mejor servicio de energía, deberán pagar altas tarifas por ello.

Según el Ministro de Hacienda el robo de energía y la cultura de no pago, han contribuido a la crisis de la empresa Electricaribe.

Oscuro es el panorama que le espera a los usuarios de la empresa Electricaribe con el nuevo gobierno. Para que la gente lo entienda sin tanta vuelta, la administración del Presidente Iván Duque  va a aumentar las tarifas de energía en el Caribe colombiano de tal manera que a través de esa vía se logren los recursos con los cuales se puedan superar el rezago en el que los españoles dejaron a la empresa en materia  de inversiones para mejorar el servicio.

Como es sabido, el grupo Gas Natural mientras manejó y administró a Electricaribe, se ´embolsilló´ más de 400 mil millones de pesos vía subsidios, con los cuales pudo adelantar las obras de mejoramiento que hoy hacen deficiente el servicio; de acuerdo con las auditorías consignadas por la Contraloría General de la República. Pero esa plata se la llevaron triangulando gastos con empresas del mismo conglomerado español, buscando de esa manera recuperar en parte la plata que habían invertido en Electricaribe.

La Contraloría tiene documentado la manera como Gas Natural se apropió indebidamente de los recursos de los distintos fondos creados por la Nación para el sector eléctrico, y más concretamente para apoyar con subsidios a los usuarios en la Costa.

Los planteamientos fueron hechos por el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, quien ayer se pronunció sobre Electricaribe en donde aseguró que con su intervención se busca crear una compañía que permita solucionar los problemas de distribución de energía en la Costa Atlántica, además indicó que este tema es parte de las prioridades que tiene el gobierno.

Pero el mayor baldado de agua fría se sintió cuando prácticamente el ministro Carrasquilla le dio la razón a los antiguos dueños de Electricaribe, es decir, los españoles, al afirmar que debido a que los usuarios en la Costa no pagan el servicio, la compañía se vio en aprietos.

Pero el nuevo Ministro de Hacienda se despachó por completo contra los usuarios del servicio de luz en la Costa al señalar que los clientes se roban  la energía y no la pagan. Textualmente afirmó: ´lo que se viene presentando en esta región (en la Costa)  con el suministro de energía es una especie de “circulo vicioso” conformado por las enormes pérdidas que se producen con la diferencia entre lo que se distribuye y lo que pagan los usuarios+´.

Luego dijo: “La distribución de energía en la Costa Atlántica no es un problema nuevo. Hay muchas empresas que fracasaron en la distribución de energía en esta región, luego entraron operadores de primer nivel internacional como Unión Fenosa y Gas Natural y no les fue bien. Entonces lo que tenemos que entender es que hay unos problemas estructurales porque no puede ser que se presenten los mismos inconvenientes con tantas compañías y sobretodo con distribuidores de energía que tienen amplia experiencia”, indicó Carrasquilla.

De acuerdo con el funcionario, lo que se viene presentando en esta región con el suministro de energía es una especie de “circulo vicioso” conformado por las enormes pérdidas que se producen con la diferencia entre lo que se distribuye y lo que pagan los usuarios. “Con las tarifas que se pagan, como consecuencia de ese faltante, no se pueden hacer inversiones y si estas no se hacen la calidad de servicio es mala, por ende la tarifa no puede ser alta y esto ha venido sucediendo durante muchos años”.

En ese sentido, Carrasquilla indicó que el gobierno saliente decidió realizar la intervención de Electricaribe debido a los problemas que venía presentando, sin embargo, aseguró que desde 2016 se vienen registrando algunos inconvenientes para surtir las obligaciones básicas para poder seguir distribuyendo la energía.

 “Estamos en una especie de letargo del cual tenemos que salir y la idea del gobierno saliente es tratar de escindir la operación y la distribución respecto de la acumulación de problemas anteriores. Lo que se espera es crear una empresa nueva la cual va estar con un balance que no incluye las obligaciones financieras y se concentrará en distribuir la energía, recibir una inyección de dinero, y en el escenario planteado llegaría a ser un compañía rentable en un espacio de 10 años”, explicó el ministro.

El jefe de la cartera de Hacienda también aseguró que en virtud de esas inversiones “se accedería a una trayectoria de tarifas mucho mejores que las que tiene hoy en día la empresa, o sea, tarifas significativamente más altas, las cuales permitirían consolidar la empresa, hacer las inversiones necesarias, mejorar la calidad y tener un futuro como compañía”.

En ese sentido, el jefe de la cartera de Hacienda indicó que lo que se hace en este esquema es sacar las obligaciones bancarias las cuales superan los 1.6 ó 1.7 billones de pesos y esas obligaciones quedarían escindidas de esa nueva compañía que se propone la cual empezaría a ser operada por empresas de primer nivel internacional.

“Ese es como el esquema que implica que mucha gente acepta unas pérdidas muy grandes y esa discusión no se ha surtido completamente, existen una preocupaciones en la empresa que fue intervenida porque sus activos tiene que ser parte de la solución y eso no ha sido discutido a plenitud. Yo creo que por ahora no existen la solución definitiva pero si existe la decisión en el sentido de que es inaceptable para el país que haya un problema de distribución del servicio en semejante mercado para el país”, indicó Carrasquilla.

El ministro finalmente aseguró que la situación del suministro de energía en la Costa Caribe es una de las prioridades para el Gobierno Nacional, sin embargo, resaltó que este tema debe ser discutido ampliamente.

“Es parte fundamental de las urgencias que tenemos pero digamos que los recursos necesarios para acceder a esas nuevas estructuras tarifarías y para que sea interesante desde el punto de vista de los nuevos distribuidores debe pasar por una discusión que apenas inicia”, indicó.

NO HAN DADO TODA LA PLATA

El agente Interventor de Electricaribe, Javier Lastra Fuscaldo dijo por su parte, que  la empresa ha recibido $122 mil millones en garantías de los $1,4 billones que fueron asignados por el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes), tras ser avalados por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

A través de un comunicado de prensa el abogado samario, Lastra Fuscaldo señaló que el Conpes autorizó en tres ocasiones la asignación de recursos para la empresa de energía eléctrica.

De acuerdo a lo que explicó el doctor Lastra, el primer documento Conpes (3875) por $320 mil millones fue expedido en noviembre de 2016. De estos recursos se han dispuesto de $122 mil millones destinados como garantía para la compra de energía, es decir, no han ingresado a la caja de la empresa, puesto que se encuentran congelados en una fiduciaria a favor de los generadores y sobre ellos Electricaribe paga intereses. Del saldo no habrá más desembolsos por cuanto la compañía no está en capacidad de otorgar contragarantías.

El segundo Conpes (el 3910) también por $320 mil millones expedido en noviembre de 2017, se destinarían $195 mil millones en garantías para la compra de energía y $125 mil millones para inversiones. “Se espera contar con La disponibilidad de estos dineros en los próximos días como lo anunció el pasado mes de julio el Gobierno Nacional”, afirmó el Agente Interventor.

En el documento también se reseña que en mayo de 2018 se expidió el tercer documento Conpes (3933) por valor de $735 mil millones, para ser destinados a la ejecución de inversiones en 2019 y en especial para recuperación de pérdidas, mejoras de redes, blindaje de redes y sistemas de información. Al contar con estos recursos se iniciarían las inversiones en infraestructura más importante de la compañía, correspondiente a tres veces más de la mejor inversión anual de los últimos 10 años.

Finalmente, señaló que la Superservicios y Electricaribe diseñan una estructura especial para “el monitoreo de estos recursos públicos así como la logística que se requiere para garantizar la eficiencia en la ejecución de los mismos. Al tiempo se fortalecen los sistemas de información para que el seguimiento de los dineros y avances de obras se puedan realizar en tiempo real y hacer públicas las decisiones que se adopten durante su desarrollo”.

De igual manera el Agente Interventor de la empresa Javier Lastra Fuscaldo manifestó que estas inversiones se requieren con urgencia para “garantizar la estabilidad del servicio en tanto se encuentra la solución estructural”.

DEBATE EN EL CONGRESO

A solicitud del senador David Barguil, del Partido Conservador, la bancada costeña de la Cámara Alta citó a un debate de control sobre cómo avanza el plan de choque para sacar de la crisis a la empresa Electricaribe.

El senador Barguil manifestó que “no hay más tiempo que perder. La costa no aguanta más. Queremos que nos den explicaciones sobre la demanda que estos señores, que son quienes le han robado al país y al Caribe, interpusieron contra el Estado. Tienen que definirnos cuánto tiempo tardará este proceso final y que sepamos por fin cuándo tendremos un servicio de calidad con un nuevo operador y con tarifas justas”.

A este debate de control están citados la ministra de Minas, María Fernández y el presidente de la Financiera de Desarrollo Nacional (Findeter), Clemente del Valle, así como el agente especial para la liquidación de Electricaribe, Javier Lastra.

El gobierno debe definir un nuevo operador que invierta 7 billones de pesos durante los próximos diez años y con un músculo financiero superior a los 500 millones de dólares necesarios para estabilizar el servicio a 2,6 millones de usuarios de energía en la Costa. Este tema es estratégico para el desarrollo de la inversión en la región Caribe.

También podría gustarte