Simposio sobre la reconciliación superó las expectativas

426

El evento fue organizado por las alumnas del grado 10 – 7 de la I.E.D. Laura Vicuña, jornada vespertina. /LUIS PARRA

Con las ponencias de cuatro invitados expertos en diferentes temáticas, se desarrolló esta segunda edición del Simposio enmarcado en el área de Educación Religiosa.

Una masiva asistencia de estudiantes, docentes y comunidad en general, dio cuenta del éxito de la segunda edición del Simposio enfocado hacia temas en el área de Educación Religiosa Escolar y que esta vez, llevó por nombre “La reconciliación, un regalo que exige entrega”.

El evento organizado por las alumnas del grado 10 – 7 de la I.E.D. Laura Vicuña, surgió del proyecto de vocación religiosa, a través de una plataforma virtual educativa creada por el docente Angelino Leal, quien para esta nueva versión del evento, manifestó que se pretende crear sensibilización.

 

Desde el año pasado, el Simposio nació como una actividad de aula motivada por las estudiantes de la Promoción 2017, quienes dejaron el evento como legado académico; esta vez, este escenario académico que empezó de manera institucional, se expandió y contó con la presencia de algunas instituciones educativas.

 

El itinerario interesante anunciado por la organización inició puntual a la 1:30 de la tarde, con los actos protocolarios y el discurso de bienvenida de la licenciada Reyes Isabel Ceballos Díaz, rectora de la institución; luego empezó la ronda de ponencias que se extendió hasta las 6:00 p.m., tratando diversos enfoques relacionados con la reconciliación.

 

Entre los ponentes invitados, estuvo el médico cirujano Luis Carlos López, quien fue el encargado de abrir el Simposio con el tema “Las heridas del cuerpo y del alma”, explicando  una relación entre el área física y emocional.

“Se da un proceso de cómo el ser humano físicamente intenta sanar esas heridas y cuando no lo logra, cuál es la causa fisiológica de que no pueda transformar su corazón, frente a esas grandes heridas que van quedando a lo largo del tiempo. Además de cómo las personas creen que ya sanaron, cuando en realidad no es así”, dijo el docente Leal.

 

El presbítero Mario González, sacerdote de la parroquia de los Sagrados Corazones de Jesús y María, doctor en Teología Moral egresado de la Universidad de la Santa Cruz, de Roma, estuvo a cargo de la segunda ponencia; él trató el tema “La relación entre el perdón y la reconciliación para la restauración social”.

“Usted puede que perdone a alguien, pero no se reconcilió con esa persona. Son dos cosas diferentes y lo que en verdad, restaura a la sociedad es la reconciliación. Porque usted perdona, pero hasta ahí y se olvidó, no siente ningún interés si le volvió a hablar; pero hay restauración cuando usted decide dar el otro paso”, agregó.

 

Alex Yasser Forero fue quien orientó la tercera ponencia titulada “Una economía solidaria, en función de la transformación social”; el invitado posee un Ph.D en Finanzas, de la Universidad de Zurich.

“La idea es construir una economía que sea reconciliadora. La primera frase que me dice él (Forero) cuando estamos conversando es que “lo único que a nosotros nos divide es el dinero”, lo que genera problemas… ¿cómo es posible generar una economía donde nos podamos encontrar, ser solidarios y reconciliarnos, cuando inclusive, hasta las familias se pelean por la herencia?”, planteó el profesor.

 

Para cerrar, la intervención fue de parte del doctor Pablo Vera Salazar, rector de la Universidad del Magdalena, quien dirigió la temática “La educación como ámbito propicio para la reconciliación”.

Cabe destacar, que en medio de cada ponencia se dispuso de un tiempo de 20 minutos para plenaria, donde entre los ponentes se hicieron preguntas y los asistentes también les formularon las suyas; convirtiendo el Simposio, en un espacio que fomentó la participación y fortalecimiento del aprendizaje.

 

El evento fue transmitido en vivo, a través de ‘streaming’ lo que permitió una mayor proyección hacia los distintos públicos, quienes conocieron de cerca los temas tratados en el Simposio.

“Yo pienso que se logró el objetivo de sensibilizar en torno a la reconciliación, justamente porque el público empezó a hacer preguntas sobre cómo buscar solución a los conflictos interpersonales, de su propia existencia, la sanación de sus heridas propias… hubo una comunicación directa entre el auditorio y los ponentes”, concluyó.

 

 

 

También podría gustarte