Gobierno presenta su agenda al Congreso

285

Se radicaron los proyectos de actos legislativos por medio de los cuales se limitan los períodos de los miembros de los cuerpos colegiados de elección directa;  quitar el narcotráfico y el secuestro como delitos conexos al político; determina la imprescriptibilidad de los delitos contra la administración pública; se propone una reforma política; y se amplían los pliego tipos para contratar con el Estado a todos los territorios.

Por
ARGEMIRO PIÑEROS MORENO

El presidente del Senado, Ernesto Macías,  ha dicho que la agenda legislativa será muy amplia y que el Gobierno del presidente electo Iván Duque presentará un paquete de proyectos a consideración del Congreso a partir de este 7 de agosto. “Una vez nos llegue el paquete legislativo del Gobierno le daremos prioridad”.

Pero en la realidad no se ve una coalición fuerte con la que se cuente para avanzar en esa agenda

Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, el liberal Carlos Alejandro Chacón, reconoce que esas mayorías que tiene Iván Duque son claras, pero que también se tendrá que madurar la coalición para que se fortalezca.

 “La verdad, con lo que sucedió antes del 20 de julio, podría decirse que la fortaleza de la coalición aún es frágil en la Cámara y en el Senado. Sin embargo, logró consolidarse en la decisión de las bancadas un acuerdo con los partidos para las mesas directivas”.

Precisamente, la coalición logró conformar más fácilmente las comisiones y sus mesas directivas en la Cámara, incluyendo a la oposición en la concertación de que fuera una sola plancha. Sin embargo, en el Senado la situación no fue igual, se conformaron con planchas separadas y críticas abiertas de la oposición.

Chacón estima que “frente a las dificultades que existen en temas de votación, dependerá del Gobierno y de las iniciativas que hagan, el trabajo de concienciar sobre los proyectos. Eso le corresponde a cada ministro de acuerdo a las iniciativas”.

Según ha dicho Duque, sus ministros llevarán al Congreso el próximo mes reformas como la fiscal o la tradicional reforma tributaria, la cual estará fundamentada en bajar el impuesto de renta para fortalecer la generación de empleo y ayudar a las empresas.

También será menester de todo el Ejecutivo, tramitar el Plan Nacional de Desarrollo, que deberá integrar todo el plan de gobierno. Igualmente, deberá liderar el presupuesto general de la nación para el 2019.

Pero la puja por la elección del reemplazo del contralor Edgardo Maya Villazón será clave para ver la fortaleza de la coalición. Por el Centro Democrático hay un uribista pura sangre, el presidente de Fedegán, José Felix Lafaurie, mientras que el director de la Federación Nacional de Departamentos, Carlos Felipe Córdoba, muy cercano a Germán Vargas Lleras, es su clara competencia.

LA OPOSICIÓN

El escenario con la oposición igualmente está claro. El miércoles pasado, en la plenaria de la Cámara quedó en evidencia que Duque y el uribismo tendrán que enfrentar un debate político fuerte, además de los cuestionamientos a los proyectos que presenten.

Esa noche, en la Cámara de Representantes se registró una dura controversia entre los congresistas del Centro Democrático, que defendieron  a su jefe Álvaro Uribe, y los congresistas de la izquierda, que acompañaron al senador Iván Cepeda en sus denuncias por la supuesta responsabilidad de Uribe en una manipulación de testigos.

El senador del Polo Democrático Jorge Robledo señala que en materia legislativa no se permitirá que vuelva la aplanadora del Gobierno que no deja discutir los proyectos y que –por el contrario– se hará una discusión profunda.

La oposición en el Congreso al nuevo mandatario la componen el Polo Democrático, la Alianza Verde, los Decentes, los sectores de indígenas y campesinos y la Farc.

Precisamente, uno de los temas que enfrentarán a la bancada uribista con la oposición son los cambios que quiere hacerle el Gobierno a los acuerdos de paz con este grupo. Jesús Emilio Carvajalino, conocido como Andrés París, asegura que el acuerdo de La Habana “se ha desnaturalizado” y que lo que hoy es la JEP “no fue lo que se firmó y eso ha generado tropiezos de todo orden”.

Ese es el escenario que tiene por delante el presidente Iván Duque Márquez: un Congreso de la República con mayorías que se tienen que fortalecer y una oposición que si bien no tendrá un líder único sí actuará de forma conjunta cuando se requiera cuestionar al Gobierno nacional.

RADICADOS ALGUNOS PROYECTOS

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, radicó esta semana el primer paquete legislativo ante el Congreso, luego de que el mandatario en su discurso de posesión anunciara los temas a los que les daría prioridad.

Se radicaron los proyectos de actos legislativos por medio de los cuales se limitan los períodos de los miembros de los cuerpos colegiados de elección directa; se modifica el artículo 122 de la Constitución Política, que no permite la publicación de la declaración de renta de los funcionarios del Estado; quitar el narcotráfico y el secuestro como delitos conexos al político; determina la imprescriptibilidad de los delitos contra la administración pública; se propone una reforma política; y se amplían los pliego tipos para contratar con el Estado a todos los territorios.

La radicación de estos proyectos, y en especial, el paquete relacionado con la corrupción ha generado todo tipo de reacciones, debido a que se considera que dichas iniciativas tienen el mismo contenido que la Consulta Anticorrupción que está convocada para el próximo 26 de agosto. Esto sumado, al vídeo que se filtró el día de la posesión de Duque, donde aparecían miembros del Centro Democrático  hablando de forma negativa de dicha consulta.

La ministra Gutiérrez, al radicar los proyectos, negó que estos tuvieran la pretensión de desplazar la consulta y aseguró que presidente sigue apoyando esta iniciativa, como lo había manifestado en otras ocasiones.

 “Los proyectos no dejan sin piso a la Consulta Anticorrupción, son compatibles. El presidente Iván Duque, desde cuando ejercía su cargo como senador, presentó algunos proyectos de ley relacionados con estos temas, que han sido también recogidos en la Consulta y que terminan siendo complementarios. El compromiso del Presidente desde que era Senador fue apoyar esa consulta y esa es la línea del Gobierno Nacional”, dijo la ministra.

Desde San Andrés, durante su primer viaje a los territorios como presidente, Iván Duque ratificó su apoyo a la consulta con unas breves palabras. “El día que gané las elecciones dije que íbamos a acompañar la consulta anticorrupción. ¿Qué se ha hecho?. La ministra del interior, Nancy Patricia Gutiérrez, antes de posesionarse habló con los organizadores y les expresó el respaldo”, afirmó.

Horas más tarde, el senador del Centro Democrático, Álvaro Uribe, le retiró públicamente su apoyo a la Consulta Anticorrupción, ante la confrontación que le hizo la senadora del Partido Alianza Verde, Angélica Lozano, quien es una de las promotoras de esta iniciativa y le pidió que aclarara las dudas generadas por el vídeo difundido luego de la posesión de Duque.

“Si hay alguna persona que tiene la transparencia y la legitimidad para proponerle a los colombianos una legislación anticorrupción es el presidente Iván Duque”, dijo Uribe, al tiempo que invitó “a que este Congreso tramite con agilidad las normas mucho más completas, que tienen toda la legitimidad por la personalidad que las presenta. Voy a ejercer mi derecho que prefiero apoyar esa legislación”.

Carlos Andrés Arias, analista político y profesor de la Universidad del Externado, afirma que lo que está buscando Iván Duque y la bancada es adelantarse a una necesidad y a un llamado que ha hecho la ciudadanía y que de alguna forma ha hecho que esta misma ciudadanía esté más activa políticamente.

“Buscan adelantarse en la medida que advirtieron que ese tema es sensible para no solo ganar favorabilidad, sino para mostrar que hay una gestión política eficiente. Lo que está buscando es restarle méritos a las fuerzas independientes que desde hace dos años, lideradas por Claudia López y Angélica Lozano, puedan ganar réditos en términos de opinión con miras a las elecciones de 2019”, agrega Arias.

El analista sostuvo que lo que está pasando es que muy seguramente el presidente Duque esté haciendo una estrategia política para mostrar una cara cercana los movimientos sociales y a la participación política, pero que en paralelo adopta la iniciativa de su bancada. “Está tratando de generar un equilibrio  en términos de lo que para él podría volverse una avalancha frente a la opinión pública. Se queda con las manos limpias, porque sigue avalando la consulta pero por otro lado busca ganarse el rédito”.

Josías Fiesco, analista político de Universidad Javeriana, opinó que lo que está pasando es que se está evidenciando con mayor fuerza los puntos de vista de los diferentes miembros del partido Centro Democrático.

“Se está exponiendo con mayor fuerza los puntos de vista distintos que hay en el mismo partido. No es un partido en el que hay una sola palabra, sino que hay un debate interno alrededor de eso”, añade.

Para el analista, lo que el Gobierno Duque ve con claridad es que tiene una apuesta de lucha contra la corrupción profunda y la realidad del país deja ver que la posibilidad de que esta consulta termine siendo aprobada en las urnas, es cada vez menor.

“Esto es para asegurarse de que la consulta no termine pasando el umbral, que no se vaya a perder la iniciativa, porque hoy es muy notorio que va a perder. Es un compromiso real porque la causa no naufrague”, dijo.

Por su parte, el senador Gustavo Petro sostuvo que jamás el Congreso de Colombia ha querido normas de corrupción eficaces por la manera como se construye el sistema político en Colombia e hizo un llamado a los promotores de la consulta para que evalúen si es pertinente llamar a las urnas bajo estas circunstancias.

“Las mayorías aquí son adversas a ese tipo de procedimientos porque van a al seno del interés particular de los congresistas, por eso el Congreso nunca ha querido hacer esas reformas, por eso es necesario acudir a la constituyente, a la ciudadanía. Esas normas aquí serán deterioradas, se evaporarán. Premeditadamente se hace este movimiento simplemente para sacarle al cuerpo a la Consulta Anticorrupción”, agregó./Colprensa

También podría gustarte