Duque dijo que no habrá prebendas ¿funcionará el legislativo sin mermelada?

268

Desde antes de asumir el poder Iván Duque fue claro: “La relación debe ser institucional, a través de los proyectos que son iniciativas de país. Ese será el manejo con las bancadas”.

Pero, ¿qué tan fácil será para el nuevo Mandatario sacar adelante sus iniciativas en el Congreso de la República sin ‘endulzar’ las votaciones de los legisladores?

 

Exministros y congresistas actuales aseguran que primero debe dejarse claro qué es ‘mermelada’: ¿si es la corrupción, la representación política en el Ejecutivo o los proyectos de inversión para las regiones?

Quien sí es tajante de entrada es el senador del Centro Democrático José Obdulio Gaviria, quien sentencia que decir que no puede existir un Congreso sin ‘mermelada’ es “como decir que no se puede hacer el amor si no hay prostitución”.

“La ‘mermelada’ es corrupción, eso tiene nombre propio. Esa corrupción se define en el Código Penal. ¿A quién se le ocurre que tenemos que seguir así? Al contrario, tenemos que decir es ¿cómo pudimos vivir ocho años así, sin que este país cayera en un abismo absoluto?”, reclama el senador uribista.

Carlos Fernando Motoa, legislador de Cambio Radical, partido que no se ha declarado en oposición pero sí bajo independencia del Gobierno entrante, sostiene que “un legislativo sin ‘mermelada’ no solo es posible sino necesario”. A renglón seguido comenta que tiene que volver a ser una realidad la independencia de las ramas del poder público y destaca que el presidente Iván Duque quiera dejar clara esa línea entre Gobierno y Congreso.

En lo que sí es enfático el senador es en que también debe quedar claro que los legisladores puedan solicitar proyectos importantes para un departamento o un municipio a través de una bancada o un congresista. “Lo que ocurre es que no debe ser a cambio de una determinada votación o un comportamiento”.

Según él, estas nuevas condiciones serán favorables para el país porque en el Congreso no se va a votar porque toque, sino porque senadores y representantes a la Cámara están totalmente convencidos de que la iniciativa beneficia al país.

Motoa, desde ya, oficializó su decisión de acompañar en todas las iniciativas al Gobierno de Iván Duque.

Sin embargo, una cosa es el ideal y otra cómo funcionan las cosas en Colombia. Por eso el exministro del Interior y escudero del expresidente Santos, Juan Fernando Cristo, asegura que primero hay que esperar a que se decante la coalición de Gobierno, porque hasta ahora solo se ve el Centro Democrático en la representación en el Ejecutivo y los partidos que apoyaron la elección en segunda vuelta también aspiran un espacio en el Ejecutivo.

Dice que no puede hablar de ‘mermelada’ porque “nadie sabe qué es: ¿inversión regional, representación política, corrupción?”.

Lo que sí es seguro, indica, es que las relaciones tienen que ser institucionales y que los partidos tomen decisiones dependiendo de la agenda legislativa.

El exministro se atreve a vaticinar que si el Gobierno Duque presenta proyectos para reversar los Acuerdos de Paz, “con o sin ‘mermelada’”, será difícil que tenga mayorías.

Para aprobar el presupuesto, después de las deliberaciones de rutina, considera que sí habrá mayorías. No piensa lo mismo sobre la reforma tributaria. “Lo que pasa es que está muy temprano para saber cómo va a funcionar la dinámica del Congreso porque ni hay coalición ni una agenda legislativa clara y concreta”.

El senador de La U Roy Barreras considera que el Jefe de Estado tiene toda la razón al expresar que no le debe nada a nadie. Hace una cuenta rápida y explica que de los 18 millones de colombianos que votaron en la pasada elección presidencial, 10 millones lo hicieron por él, “absolutamente liberados de maquinarias políticas y ese es un logro”. Pero también recuerda que solo dos millones de personas votaron por los congresistas del Centro Democrático, premitiéndoles tener 19 senadores y que se requieren al menos 60 para sacar adelante cada proyecto.

“Duque está planteando un modelo novedoso e inédito, ya que no hay coalición de Gobierno sino de Congreso. Puede confundirse este asunto con la ausencia de representación en el Ejecutivo de los partidos que votaron por él con la caricatura de la ‘mermelada’, que se relaciona con el robo de los recursos públicos, con la corrupción”, indica Barreras.

El senador, tildado de ser uno de los beneficiados con la mermelada del gobierno anterior, responde que “a nadie se le ocurre defender esa deformación de la inversión regional”. También comenta que a ningún gobierno hasta ahora se le ha ocurrido decirles a los representantes a la Cámara, que son los voceros de las regiones, que no tendrán derecho a ninguna iniciativa regional: “Para el caso del Valle, tenemos 13, pero ya fueron notificados de que no tendrán derecho a proponer inversión regional. Eso también es inédito”.

Dice que el hecho de que los partidos no tengan representación en el Gobierno de turno no debería afectar su desempeño legislativo y que la pregunta se le debe trasladar a quienes acompañaron a Duque en su elección y se sentían ganadores: “¿Qué fue lo que ganaron: poder o representación?, porque el derecho al voto lo tenemos desde que los ciudadanos nos eligieron en marzo pasado”.

Liberales, Cambio Radical, Conservadores, Colombia Justa y Libres, La U, y Mira apoyaron al candidato uribista en segunda vuelta. Pero en el Gobierno solo está representado el Centro Democrático. Sin embargo, los únicos partidos que se declararían en independencia son Liberal y Cambio Radical.

Es más, Germán Vargas Lleras, líder natural de esa última colectividad, apareció el viernes para decir que estuvo redactando proyectos para “nutrir la agenda legislativa del partido” y los senadores Rodrigo Lara y Germán Varón ya han mostrado sus dientes, al menos, desde sus cuentas en Twitter.

El exvicepresidente anunció que su colectividad ya tiene listo un proyecto de reforma tributaria y no es el único pues como candidato a la República había presentado 27 propuestas que están listas para llegar al Congreso en forma de proyectos de ley o reformas constitucionales.

Lo que aún no se sabe es si se cruzará con las iniciativas que en ese mismo sentido va a presentar el Gobierno y si al final el Congreso va a obrar con independencia, va a apoyar las propuestas del Presidente o va a presionar un guiño que endulce sus decisiones.

“A vacunarse”

En 2014, el entonces presidente Juan Manuel Santos, en un acto público en Algaborro, Magdalena, aseguró que la ‘mermelada’ se traduce en inversión social y lanzó una frase que fue objeto de críticas.

“A los que no les gusta la mermelada les va tocar aguantarse o vacunarse contra la diabetes porque voy a duplicar la ‘mermelada’ aquí, porque es la inversión social en todas las regiones”, sostuvo días después de haber sido reelegido.

El ahora expresidente recordó a una alcaldesa que en una reunión le lanzó una frase “que hizo historia hace ya algún tiempo”: ‘Gracias presidente porque usted cambió la motosierra por la ‘mermelada’’. La ‘mermelada’ no es nada diferente a la inversión social en las regiones, a la inversión en las regalías”, insistió Santos. Pero sus detractores relacionan esa palabra con la corrupción.

CALI (El País).

También podría gustarte