Se requiere energía solar

209

Colombia atraviesa un buen momento histórico, en el cual tenemos una oportunidad única para repensar y rediseñar el país que queremos, en lo que importa la construcción de una sociedad más equitativa en lo cual todos debemos nuestro aporte significativo. El sector privado, el desafío de ser protagonista en la construcción de un país equitativo, inclusivo y reconciliado. Los empresarios, actuando con su lógica privada y su visión de negocios, no como donantes caritativos, son una herramienta poderosa para generar las grandes transformaciones sociales que se requieren con urgencia.

Hoy, los innovadores de las nuevas generaciones entienden que los problemas sociales generan inmensas oportunidades para los negocios. Las compañías que transforman el mundo desarrollan un propósito trascendental y transformador, saben que el liderazgo no se mide por su participación en el mercado, sino por la capacidad de inspirar a sus stakeholders (interesados o parte interesada), y diseñan su estrategia social alineada con el objetivo de su negocio.

Precisamos empresas transformadoras, que entiendan que una sociedad más equitativa e inclusiva será la oportunidad para crecer y volvernos más competitivos. Una sociedad conformada por una clase media poderosa, que nos traerá mercados más amplios, estables y una mano de obra calificada, contexto donde el papel de los privados deba ser incluir a poblaciones y territorios excluidos de las dinámicas de crecimiento.

La inclusión económica de estas poblaciones solo puede ser generada por el sector privado y sus mercados. El Gobierno o las entidades sin ánimo de lucro pueden ayudar con soluciones de corto y mediano plazo, pero no pueden proveer una subsistencia sostenible, de ahí que deba acompañarse a las compañías a desarrollar proyectos en los cuales, a través de los negocios, se pueda ser incluyente con las poblaciones vulnerables en las modalidades de: Empleo inclusivo – contratación directa; encadenamientos inclusivos – desarrollo de proveedores de población vulnerable en la cadena de valor de las empresas; y, compras inclusivas – compras operativas del negocio a proyectos de población vulnerable. Es la entrega a los privados de herramientas para la construcción de un país más equitativo e inclusivo a través de la fuerza de sus negocios. Vive Colombia un momento histórico para construir una visión de país conjunta, generar soluciones de mercado a los grandes desafíos sociales, aumentar la productividad, a la vez que innovar y trabajar camino a ser una nación más competitiva; ante ello, con carácter urgente se requiere para el país y en especial para el Caribe Colombiano la implementación, adecuación y desarrollo de la energía solar, para quitarnos de encima el karma de Electrocaribe.

* Jurista

También podría gustarte