Avanza la declaratoria de protección para la Ciénaga de La Zapatosa

391

En la ciénaga La Zapatosa se implementan acciones que buscan salvaguardar este importante ecosistema estratégico del país.

 

Las áreas protegidas son declaradas con el fin de conservar la biodiversidad de ciertos lugares, incorporando propósitos sociales que tienen que ver con la conservación del patrimonio natural.

 

Gracias a un convenio interadministrativo entre la Universidad del Magdalena, Corpamag y Corpocesar se aúnan esfuerzos técnicos y económicos para la realización de actividades concernientes al proceso de declaración del Complejo de Humedal de La Zapatosa bajo una figura de protección, de acuerdo a lo establecido en la Resolución 1125 de 2015 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Con la participación de un calificado equipo de docentes de Unimagdalena se realizó la primera ronda de talleres de socialización de las actividades enmarcadas en el proceso de Declaratoria de área protegida de la La Zapatosa cuyas comunidades vecinas y diferentes instituciones de orden ambiental de los municipios del Magdalena y Cesar han acogido con satisfacción.

Siete talleres se han realizado en los municipios de Chiriguaná, Curumaní, Tamalameque, El Banco y Chimichagua con la metodología de planificación participativa y fortalecimiento de canales de comunicación, contando con una masiva asistencia de las autoridades ambientales municipales, pescadores, concejales, representantes de negritudes, líderes de acción comunal, asociaciones y fundaciones ambientales.

Las áreas protegidas son declaradas con el fin de conservar la biodiversidad de ciertos lugares, incorporando propósitos sociales que tienen que ver con la conservación del patrimonio natural.  Las propuestas para declarar o ampliar un área protegida generalmente surgen como respuesta a la necesidad de garantizar la permanencia y funcionalidad de paisajes, ecosistemas o especies, así como los servicios ecosistémicos y los elementos socioculturales que puedan estar asociados a los diferentes niveles de la biodiversidad.

Entre los temas desarrollados con diferentes actores de los talleres se abordaron estrategias de conservación, áreas protegidas, gobernanza ambiental, diálogo de saberes, entre otros temas. El proceso de declaratoria involucra una ruta que consta de tres etapas: preparación, preparatoria y aprestamiento. Así mismo, el proceso contempla tres componentes: criterios biofísicos, criterios socioeconómicos y culturales, análisis de la propiedad, sectorial y jurídico.

Actualmente se desarrolla la etapa de preparación donde se realizó trabajo de campo, caracterización de la dinámica poblacional, caracterización en el marco del desarrollo del componente socioeconómico para el proceso de declaratoria de área protegida de la Ciénaga de La Zapatosa y se aplicó una encuesta de percepción de las comunidades y las instituciones con respecto a este complejo lagunar, de tal manera que con todas estas acciones se logre una apropiación social de la iniciativa.

“Estos talleres con comunidades e instituciones tienen como finalidad poner en conocimiento a las comunidades como es el proceso de declaración contemplado en la Resolución 1125 de 2015 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. El trabajo conjunto con Unimagdalena y las corporaciones ha sido muy interesante, porque ha primado la experiencia de las tres instituciones, a pesar de la complejidad que implica esta labor donde están en juego tantos aspectos para declarar un área protegida”, aseguró la ingeniera María Danies Silva, profesional especializado de la Oficina de Planeación de Corpamag y supervisora del convenio.

El impacto del proceso de Declaratoria de área protegida del Complejo Ciénaga de La Zapatosa bajo una figura de protección, será visible a mediano y largo plazo, mientras se despliega la ruta en las etapas reglamentadas, una vez realizada la Declaratoria viene el proceso de formulación del plan de manejo, donde se reúne nuevamente con las comunidades para conocer el detalle de las problemáticas de la zona de estudio, se conocen las propuestas de la comunidad, de las diferentes instituciones regentes del medio ambiente y del gremio palmero y ganadero como generadores de un impacto ambiental sobre el complejo lagunar.

También podría gustarte