‘Como está perdieron la batalla contra la deforestación’: Lozano

288

El Ministro de Ambiente Ricardo Lozano dijo que una de las prioridades del Gobierno Duque será frenar la deforestación. En el gobierno Santos se disparó casi llegando a duplicarse y ahí estamos perdiendo la batalla, pero eso no puede seguir así. Es muy importante que el país entienda que no son solo las autoridades ambientales las encargadas de frenar este fenómeno, sino que debe ser un trabajo en conjunto´, dijo.

Por
DANIELA MIRANDA

Hace un mes el presidente Iván Duque inició la conformación de su gabinete ministerial. Uno de los elegidos, como ministerio de Ambiente y Desarrollo sostenible fue Ricardo Lozano.

El nombramiento de este geólogo santandereano se conoció a través de Twitter. “Es una nueva generación motivada por sembrar en Colombia una cultura de respeto y protección de nuestro patrimonio natural”, dijo Duque la referirse a Lozano.

En dialogó con HOY DIARIO DEL MAGDALENA y la Agencia Colprensa Lozano habla sobre sus retos en esta cartera resaltando la batalla contra la deforestación, sus prioridades y sus primeras acciones.

¿Esperaba llegar a ser ministro del Medio Ambiente?

No. Me tomó por sorpresa y me sigue tomando aún porque no lo creo del todo. Pero, como mi instinto es de servicio yo siento que he pertenecido a este lugar desde siempre y ahora que se me dio la oportunidad de hacerlo, quiero orientar al desarrollo económico y social del país hacia la senda de la sostenibilidad. Allí podemos prevenir los efectos sobre el territorio, el uso de los recursos renovables y no renovables y guiar para un mejor tratamiento de estos.

 ¿Cómo será su gestión en esta cartera?

El presidente ha querido que esta cartera, que es transversal, este en los territorios, en el campo, en la calle, compartiendo con las comunidades y enseñándoles qué es la naturaleza porque va mucho más allá de una materia que vimos en algún momento en el colegio llamada ‘Ciencias naturales’ y con eso que se apropien de lo que les pertenece.

¿Cómo encontró la cartera?

Cada ministro tiene objetivos completamente diferentes a otros, unas coyunturas distintas, aquí se está llevando un cambio de Gobierno y eso genera transiciones en metas. La cartera que recibo está concentrada en el trabajo mismo de reconocer y valorar las áreas protegidas de este país y eso me gusta porque podemos continuar con esa labor, hacer sostenibles los recursos.

¿Cómo calificaría la gestión del exministro de Ambiente?

No la puedo calificar porque no estuve vinculado a su administración.

Bajo los resultados que le han sido entregados, ¿encuentra que se quedó corta la cartera en la anterior administración?

No creo que se haya quedado corta, hizo lo que pudo y yo comprendo eso. Nuestra generación va en busca de alternativas que den soluciones y no problemas y en eso es lo que yo me concentro.

En ese sentido, ¿cuáles son los retos que le encomendó el presidente Duque desde un inicio?

Recordemos que “producir conservando y conservar produciendo” es un lema de él. Eso se traduce en cómo incrementamos la conciencia de las personas en el hacer uso de los recursos naturales renovables frente a cómo garantizamos un equilibrio con los bienes y servicios, incluso los intangibles que no los vemos pero que están allí y que generan enriquecimientos de ellos.

Duque en su discurso afirmó que quiere impulsar proyectos eólicos, solares y geotérmicos. ¿Desde la cartera cómo se desarrollará esta premisa?

Basándonos en la información científica que entregan los institutos de investigación y del Ministerio. La mayoría de la canasta energética que tenemos en el país se basa en la hidroeléctrica, el 70% de condiciones normales con lluvias hace abastecimiento de esto.

Usted menciona que esto son energías complementarias, pero Colombia históricamente ha sido un país arraigado al carbón, al gas y al petróleo. ¿Cómo cambiar el pensamiento nacional para que las implementen?

Depende de cada territorio, de cada vereda. No todas las veredas tienen ese recurso general, no todas las veredas tienen agua o recurso forestal y ese ejercicio de bajar la escala y mirar las realidades de los territorios es en lo que nos concentraremos porque no podemos generalizar a un país tan diverso como el nuestro. Haremos ejercicios con las comunidades para sacar todo el potencial que ellas tienen y así avanzar en la garantía de una mejor calidad de vida y la sostenibilidad en el territorio.

¿Cuáles son sus metas a corto plazo?

Frenar la deforestación. En el gobierno Santos se disparó casi llegando a duplicarse y ahí estamos perdiendo la batalla, pero eso no puede seguir así. Es muy importante que el país entienda que no son solo las autoridades ambientales las encargadas de frenar este fenómeno, sino que debe ser un trabajo en conjunto.

Y frente a los cultivos ilícitos…

La deforestación es consecuencia del abandono al territorio por parte del Estado durante tantos años. Eso llevó a que nuestro patrimonio natural fuera objeto de actividades ilícitas como el tráfico de madera, los acaparadores de tierra y los cultivos de droga por lo que tenemos que incrementar las acciones desde todas las entidades para frenar esto.

 ¿Esas acciones incluyen la fumigación aérea con glifosato?

La aspersión aérea fue suspendida y aquí el ministerio de Ambiente tiene un plan de manejo para ese tipo de actividades. Nosotros somos los garantes y los orientadores para que cualquier actividad que se haga y que vaya en el detrimento del ecosistema o de la comunidad se prevenga a través de los principios de precaución o de cualquier acción de mitigación. Tendremos que actualizarlo y ajustarlo frente a las nuevas medidas que el gobierno definió.

Entonces, ¿cuál es la postura del Ministerio frente a esta acción?

Como son actividades ilícitas las autoridades encargadas son las que deberán frenar eso. Nosotros lo que hacemos es recibir ese tipo de acciones y tecnología sobre las sustancias que se utilizarán para analizar sus posibles efectos en el territorio o la comunidad, como decía somos una guía de prevención y mitigación.

PREOCUPACIONES

El presidente Duque en campaña habló sobre la actualización del Sistema Nacional Ambiental. ¿Qué estrategias implementarán para ello?

Con información mucha más de la que hay, con comunicación y con la traducción de los datos levantados. Algo preocupante que pasa es que hay información, no la suficiente, pero la hay. Sin embargo, la sociedad no la entiende porque no hemos traducido la aplicabilidad de todo ese tipo de datos. Lo otro es seguir manejando esa información en tiempo real, los límites de los páramos, los humedales, las líneas en coberturas de suelos, los ecosistemas, todo eso debe poder ser consultado de manera inmediata por la comunidad y ser comprensible.

 ¿Cómo está la cartera en materia de presupuesto?

Nosotros recibimos el presupuesto que nos dejó el Gobierno Santos, incluso el recorte que nos hicieron para el próximo año y eso nos lleva a exigir que nos devuelvan inclusive más del 50% de lo quitado porque eso es la base de nuestras capacidades para dar ejecución a los proyectos, algo que fue muy criticado en la anterior administración. Nosotros no queremos seguir perdiendo recursos e iremos conversando con el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla y con el Departamento de Planeación Nacional para definir un tope.

El país está cojo en educación ambiental…

En Colombia estamos muy mal en cuanto a educación ambiental. Nosotros necesitamos que el país reconozca su patrimonio natural y le dé un valor único. Pero, esto no es un trabajo de solo nosotros, sino de todos, lastimosamente las comunidades por momentos ni siquiera entienden temas como el cambio climático y mucho menos saben qué hacer para contrarrestar este fenómeno, algo que es muy preocupante, es por esto que la capacitación ambiental es una de nuestras apuestas más grandes.

Se podría interpretar que falta interés por parte de la población en este tema…

Puede ser, pero también en que las políticas y las estrategias aplicadas no han sido las correctas para enseñar sobre naturaleza. Para educar sobre esto primero que todo hay que dejarse seducir por el verde y valorar lo que la tierra habla.

Si continuamos con el ejemplo del impuesto a las bolsas plasticas, ¿cómo incentivar al cambio del pensamiento de bolsillo vs. Medio ambiente?

A través de la cultura, la educación, de incentivar inclusive mucho más esas participaciones a nivel local y territorial con proyectos pilotos muy concretos. Nosotros no dispararemos políticas nacionales sino serán en puntos focales donde uno pueda medir el impacto que eso genera y así mismo lograr un seguimiento y monitoreo para que la población no lo vea como algo impuesto sino como una estrategia de prevención. 

 ¿Cómo se imagina la cartera y el medio ambiente en Colombia cuando termine su labor?

No me la imagino. Me concentro mucho en el presente y ser una persona que predice el clima siempre me ha llevado a que sea real en las acciones que puedo cumplir porque son una gran responsabilidad. En estos momentos no puedo hablar de lo que sucederá en dos o tres años, sino que me concentro en el ahora y en lo que puedo hacer con lo que tengo, así como en el disfrutar el hecho de estar en el gabinete del presidente Duque y que los colombianos estén satisfechos con las metas trazadas./Colprensa

También podría gustarte