ICA lanza operativos de control contra la peste porcina clásica

343

El ICA ha destinado recursos para fortalecer el programa de sensores epidemiológicos e incrementar la certificación de granjas en buenas prácticas porcinas.

El Departamento está priorizado en vacunación para prevenir que se presenten brotes de la enfermedad.

 

Una vez intensificando las actividades de vigilancia epidemiológica en el Magdalena , ello bajo estrictas jornadas de vacunación, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), ratifica el control de la presencia de la Peste Porcina Clásica (PPC) en el Departamento, destacando que en la zona Sur del Departamento que ha sido una de la más afectada con focos de PPC.

De tal forma que El ICA, como autoridad fitosanitaria, respecto a la Peste Porcina ha realizado un trabajo significativo con los porcicultores, ejecutando jornadas de vacunación en los sitios donde se han presentado algunos brotes de esta enfermedad. Además, las buenas prácticas ganaderas certificadas por el ICA, en la producción porcícola, aseguran la gestión de riesgos sanitarios, biológicos y químicos en la producción primaria de carne de cerdo. Por tanto, constituyen un sistema de aseguramiento de calidad e inocuidad en la producción primaria, cuyo propósito es obtener alimentos sanos e inocuos en las fincas.

Es de recordar que la Peste Porcina Clásica, PPC, es una enfermedad viral que se presenta en los cerdos domésticos y silvestres. Es producida por un virus altamente contagioso. Dependiendo de la raza actuante, en su forma más aguda puede ocasionar la muerte del animal al cabo de dos semanas. Dentro de las medidas de prevención se encuentra la bioseguridad del predio, el control a las movilizaciones de animales y la vacunación de animales.

Por lo tanto, es considerada la más importante en los porcinos a nivel mundial, debido a su impacto sanitario, económico y comercial. En Colombia el primer brote se detectó en 1.942 y a mediados de la década de 1980 causó gran afectación en la producción. En el año 2000 a través de la Ley 623, la PPC fue declarada como una enfermedad de interés nacional y como prioridad sanitaria para su erradicación.

A lo cual, el ICA ha destinado recursos para fortalecer el programa de sensores epidemiológicos e incrementar la certificación de granjas en buenas prácticas porcinas en todo el país. Igualmente ha fortalecido en las fronteras el control de la entrada de animales sin cumplimiento de requisitos sanitarios y de la movilización de estos hacia el interior del país, el registro de predios porcinos y la ampliación y verificación de las coberturas de vacunación.

Por consiguiente, la entidad recomienda a los productores alertar al Instituto si notan que sus animales presentan síntomas tales como: fiebre alta, disminución del apetito, abatimiento general y temblores, para recibir la debida atención a su caso. Así mismo, vacunar oportunamente a los cerdos como la mejor estrategia para prevenir el ataque de la PPC.

La cobertura de vacunación en el Magdalena se mantiene sobre el 94%, en donde este año no se han presentado focos de Peste, sólo algunas notificaciones que han resultados negativas a la enfermedad.

También podría gustarte