Desalojan ‘cambuches’ de venezolanos en las playas

306

Policía de Turismo se dirigió hasta los cerros del Rodadero para desalojar a las personas que ilegalmente se alojan en este sector.

Los agentes de la Policía de Turismo y Migración Colombia realizan operativos de control en el sector de  El Rodadero para recuperar el espacio público ocupado por ciudadanos extranjeros.

 

Un duro golpe a la imagen de Santa Marta como destino turístico está teniendo la ciudad con  la migración venezolana, toda vez que los sitios más emblemáticos son ocupados por personas de esa nacionalidad, quienes ante la carencia de un lugar para pernoctar o vivir, optan por ocuparlos.

Ya no solo se encuentran en las playas, en sus infraestructuras, terrazas de residencias o negocios; los migrantes venezolanos han optado por invadir las playas y levantar allí rústicos cambuches en los que duermen y hacen sus necesidades fisiológicas.

En el día de ayer, la Policía de Turismo y Migración Colombia realizaron un operativo de control y desalojaron  a dos familias venezolanas que tenían cambuches improvisados y llevaban días viviendo en el sector de El Rodadero, aprovechando uno de los cerros donde habilitaron su vivienda provisional.

Durante los últimos días las autoridades han intensificaron los controles a la comunidad extranjera que se ubican en los espacios públicos o invaden los sectores a los alrededores de la  playa infringiendo así las normas vigentes, y poniendo sus vidas en peligro.

Por su parte las familias que están ubicados en estos sectores de la ciudad  ingresaron al país de manera ilegal, es por eso que Migración Colombia está ejecutando control y realiza pedagogía donde se les advierte cual es el procedimiento legal para poder seguir en el país.

“Los extranjeros están ingresando al país sin ningún tipo de control, además de  la falta de recursos, no tiene un lugar donde vivir y es por eso que están tomando ciertos lugares deshabitados o desocupados  para vivir”, afirmó el mayor de la Policía de Turismo Ángelo Vivas.

La llegada de los migrantes está causando caos en la ciudad, porque no solo es que viven en cualquier lugar sino que por su afán de ganarse su sustento diario ofrecen una infinidad de productos o servicios a los turistas, los cuales ya se están sintiendo acosados con tantos vendedores.

Es válido mencionar que los agentes de la Policía de Turismo y Migración Colombia, seguirán realizando pedagogía y verificando que todas las personas que estén por estos sectores tengan toda la documentación al día.

También podría gustarte