La Fiscalía rescató a 49 mujeres que eran explotadas sexualmente

295

Liliana Campos, alias ´la Madame´ manejaba los hijos de la prostitución prepago en Cartagena con tentáculos en Santa Marta y otras ciudades del Caribe.

El fiscal delegado contra la Violencia de Niños y Niñas, Mario Gómez, señaló que en el marco de las investigaciones que se adelantan en contra del proxenetismo en la ciudad de Cartagena, hallaron tres establecimientos públicos con, al menos, 49 mujeres, 23 de ellas de nacionalidad venezolana.

 

El reporte de las autoridades confirmó que las mujeres fueron llevadas al lugar bajo engaños y posteriormente fueron sometidas a prestar servicios sexuales.

Los operativos de las autoridades se registraron en tres establecimientos nocturnos ubicados en el sector conocido como La Bomba El Amparo, a donde las jóvenes eran llevadas luego de prometerles oportunidades laborales.

“Estas mujeres fueron rescatadas del dominio y intimidación de una presunta organización de proxenetismo que las mantenía en hospedajes ubicados en sótanos y en precarias condiciones, les proveían una alimentación inadecuada, les retenían las cédulas y pasaportes para tener control de su movimientos, las explotaban sexualmente y la mayor parte de los recursos obtenidos eran tomados por la misma red a título de ‘cobro’, por el alojamiento”, dijo el fiscal.

En medio de los operativos, las autoridades hallaron libros con bases de datos de las mujeres que tenían en su poder.

Según la Fiscalía, frente al nombre de la joven aparecía el monto de la deuda que tenían con ellos, y el promedio de servicios sexuales que debían cumplir para saldar la deuda.

Dentro de los establecimientos públicos, las autoridades hallaron un pasillo secreto que comunicaba dos de los lugares ilícitos, y al parecer, era utilizado por clientes para sostener encuentros sexuales, y evadir los controles de las autoridades.

Según el fiscal, “ahora las investigaciones se centran en ubicar y judicializar a los tratantes, es decir, los presuntos integrantes de la estructura criminal que cumplían distintos roles, desde el reclutamiento de las mujeres hasta su control y amedrantamiento que les impedía escapar”.

La presunta red de proxenetas se apoderaba de pasaportes y cédulas para controlar sus movimientos.

Las mujeres eran obligadas presuntamente a prostituirse en sótanos que estaban conectados por túneles. En la parte de arriba, los sitios funcionaban como discotecas y abajo servían como lugares “de explotación sexual de mujeres”, detalló.

Los allanamientos se realizaron en el marco de la Operación Vesta, desplegada hace varias semanas, contra delitos sexuales en Cartagena y que deja hasta el momento 18 capturados.

Las autoridades van ahora tras la pista de la organización que explotaba al grupo de las 49 mujeres rescatadas.

“Estamos tras la ubicación directa de la red de proxenetas que deben ser judicializadas por el delito de trata de personas con fines de esclavitud sexual”, afirmó el fiscal.

TRAS LOS CABOS SUELTOS DE ALÍAS ‘LA MADAME’

Tras la denominada operación Vesta, en la que participaron la Fiscalía, la Policía, Migración Colombia y la agencia HIS, en donde el pasado 29 de julio fueron capturadas 18 personas que harían parte de redes de explotación sexual, el nombre de Liliana Campos Puello se convirtió en una pieza clave para las investigaciones judiciales.

Y en medio de las indagaciones contra la llamada ‘Madame’, salió al rueda el nombre de una exreina popular. Se trata de Kelly Patricia Marrugo, quien fue representante del barrio San Isidro entre 2002 – 2003. Las autoridades investigan qué tipo de relaciones tendría esta con Liliana, pues figura como propietaria del inmueble donde se registró la empresa con la que ‘la Madame’ buscaba dar una justificación legal de sus actividades.

Según revelaciones hechas por el diario El Espectador, el 18 de abril de 2018 se registró en la Cámara de Comercio de Cartagena, la empresa The Colombia Dream S.A.S, constituida por la sociedad entre  ‘la Madame’ y de su sobrino Omar Alexander Robles Campo, y que el 8 de mayo cambió su nombre a Cartagena Fantasy Services S.A.S.

Una empresa dedicada a actividades recreativas y de esparcimiento, transporte en diferentes modalidades, alojamiento en apartahoteles y turismo receptivo, y que reposa con domicilio en la carrera 5 con calle 5 # 1-85, edificio Paola, apto. 1A, dirección que coincide con la vivienda de ‘la Madame’ y que según un certificado de tradición y libertad obtenido por el diario, es propiedad de Kelly Patricia Marrugo González. Esta última es una contadora de 35 años,  que además ha sido modelo, Miss Turismo Universo, Chica Águila y presentadora de entretenimiento y hoy Reina de las Américas y accionista.

RELACIONADA CON ISRAELÍES

Además de ser la dueña del apartamento, Kelly aparece como la representante legal y gerente del hotel Entre Lomas, ubicado en Arroyo de Piedra, en la vía Barranquilla-Cartagena. Se trata del mismo inmueble donde dos años atrás hubo un incendio en medio de una fiesta electrónica en la que se encontraban presentes 300 israelíes en compañía de mujeres colombianas.

Aunque hasta el momento no se ha determinado cuál es la relación exacta de Kelly Patricia Marrugo con  Liliana Campos, llama la atención que de acuerdo con las investigaciones del caso, Campos sí ha estado vinculada con varios israelíes.

De hecho, se estableció que ‘la Madame’ brindó servicios de varias de sus mujeres a ciudadanos de esta nacionalidad que habitualmente se alojaban en la casa Benjamín,  un hostal situado en el barrio El Laguito y que pertenecía a Assi Moosh, un israelí implicado en delitos de explotación sexual y que ha sido pedido en extradición por Colombia por la comisión de delitos sexuales, y al que el mismo fiscal Néstor Humberto Martínez reconoce como “el capo” del turismo sexual.

Este nuevo dato daría un nuevo horizonte a la investigación y podría ampliar el circulo de implicados.

SENTENCIA

La Fiscalía informó que el próximo viernes  24 de agosto se realizará la audiencia en la que se fijarán la condena contra Raúl Romero Pabón, excapitán de la Armada y uno de los capturados en la operación Vesta. El exmilitar aceptó que accedía sexualmente a menores y luego las tatuaba.

También podría gustarte