Mano dura contra corruptos promete el nuevo contralor

260

Carlos Felipe Córdoba Larrarte, un pereirano de 38 años, sin militancia marcada en ningún partido político, fue elegido Contralor General de la República por 203 votos del Congreso pleno. Una mayoría absoluta en la que participaron inclusive sectores de la oposición. 

Córdoba es el primer contralor tras el cambio de reglas, ya que hasta 2014 este funcionario se elegía a partir de una terna presentada por las altas cortes.

En sus primeras declaraciones ante los congresistas, Córdoba, quien lucía cansado, se declaró un “provinciano, un montañero” dispuesto a enfrentar “viejos problemas con nuevas fórmulas” y a convertirse en un “obstáculo para los malintencionados” con los recursos públicos.

La elección de Córdoba, que salió como se advertía los últimos días, dejó varias reflexiones.

Se rompió definitivamente con la tradición de que el Presidente era quien ponía el contralor. O por lo menos su elección no se podía hacer por fuera de su línea impartida.

El presidente Iván Duque dijo en varias oportunidades que no intervendría, que no quería un “contralor de bolsillo”, y cumplió. Nadie en el Congreso ni en los partidos ha levantado la voz para decir que recibió instrucciones de la Casa de Nariño sobre cómo votar en esta oportunidad.

“Es el triunfo de la independencia del Congreso”, celebró Roy Barreras, de ‘la U’.
En la misma línea se expresó el senador conservador David Barguil: “Un asunto importante es que el presidente Duque cumplió su palabra. No se metió como sí lo han hecho los demás presidentes”.

“Ojalá el Congreso, como creemos algunos, recupere un margen de autonomía con esta decisión”, dijo Antonio Sanguino, de los verdes.

También podría gustarte