HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Obrero tocó cable energizado y murió

José María Lara Costa se encontraba realizando trabajos de construcción en un segundo piso cuando tocó un cable energizado de alta tensión.

 

El lamentable caso se dio en horas de la mañana mientras la víctima se rebuscaba uno pesos trabajando en una construcción.

 

José María Lara Costa, salió de su casa ubicada en el barrio Penjamo de Puebloviejo, donde vivía con su compañera sentimental y dos hijos, como de costumbre hacia su lugar de trabajo, sin pensar que ayer en horas de la mañana un cable energizado acabaría con su vida.

 ‘Kevin’, como era conocido popularmente, laboraba como obrero en el segundo piso de una edificación esquinera del barrio Córdoba, pero en un inoportuno movimiento, tocó una de las redes de energía que estaban cerca a la obra, la cual tras la descarga, lo mandó al suelo donde cayó de cabeza.

“Eso fue feo. Yo venía por allá y cuando sentí fue el golpe. Miré para todos lados pero cuando eché la vista, estaba el muchacho ahí tirado como muerto”, comentó un testigo de los hechos.

Lara Costa cayó de cabeza de aproximadamente 10 metros de altura, allí moribundo, fue auxiliado por familiares y transeúntes que pasaban cerca, quienes lo llevaron hasta la sala de urgencias de la Policlínica Ciénaga.

Al ingresar al centro asistencial, los galenos de turno les dijeron a los allegados que este había llegado sin signos vitales a raíz del fuerte golpe que recibió en la cabeza.

El caso ha causado conmoción en esas dos poblaciones, ya que José María Lara Costa era natural del barrio Abajo de la segunda capital del Magdalena, lugar donde reside una gran parte de su familia.

El cuerpo Lara Costa fue llevado hasta las instalaciones de la morgue de Medicina Legal del hospital San Cristóbal, en donde se le practicó la necropsia.

También podría gustarte