A los precios del caféles cayó la ‘roya’

281

La crisis mundial de precios que afecta de forma drástica a los cafeteros de Colombia y por ende tiene un fuerte impacto en el desplome de la economía nacional y en el deterioro de las condiciones sociales de más de 3,5 millones de cafeteros del país”, indicó la Federación.

La Federación Nacional de Cafeteros (FNC), luego de junta del Comité Directivo que se realizó este miércoles, hizo un fuerte llamado al Gobierno Nacional y a la industria global para adoptar medidas que permitan ayudar a los caficultores del país, tras la caída de los precios internacionales del grano por debajo de 1 dólar/libra.

 

“Esta es una crisis mundial de precios que afecta de forma drástica a los cafeteros de Colombia y por ende tiene un fuerte impacto en el desplome de la economía nacional y en el deterioro de las condiciones sociales de más de 3,5 millones de cafeteros del país”, indicó la Federación.

El comité insistió en la necesidad de un compromiso real por parte de todos los actores de la cadena, para que participen con corresponsabilidad y equidad en la determinación de un precio de referencia que responda al trabajo y dedicación de los productores de café, que hoy en día son el eslabón más frágil de la cadena productiva.

“No se puede seguir permitiendo que sean actores ajenos a la industria como los fondos de inversión quienes, en un desaforado afán de lucro, determinen el precio de un producto básico tan importante del cual derivan su sustento 25 millones de familias productoras en el mundo”, indicó la FNC.

En esta coyuntura, los integrantes del Comité Directivo reafirmaron que la institucionalidad cafetera seguirá comprometida para lograr una mayor rentabilidad para los productores colombianos.

“El programa de renovación de cafetales debe mantenerse ahora más que nunca. Se seguirá trabajando en la reducción de costos y buscando alternativas para la recolección. Y se redoblarán esfuerzos en los programas de cafés especiales y de alta calidad, que se traducen en mejores precios para los productores y los blindan de los vaivenes del precio internacional”, explicó el gremio.

Asimismo, convocó de carácter urgente la próxima semana al Comité Nacional de Cafeteros para evaluar la situación y tomar medidas que permitan reducir el impacto en los productores del grano en el país. A la reunión asistirán los 15 delegados de los Comités Departamentales y los Ministros de Hacienda, Agricultura y Comercio y la Directora de Planeación Nacional.

“Durante esta reunión se espera tratar, entre otros temas, la importancia de un Fondo de Estabilización de Precios, la posibilidad de implementar un programa de apoyo directo al precio y un programa de retención de café. Con la cartera de Agricultura se solicitarán recursos para aliviar las deudas de los productores, así como continuar con apoyos para renovación de cafetales y buscar alternativas en el tema de fertilizantes”, explicó la Federación.

En materia internacional, la Federación indicó que seguirá haciendo énfasis en la necesidad de un mayor compromiso de la industria para un mejor ingreso a los productores para garantizar la continuidad del suministro del grano y la sostenibilidad de la industria a nivel mundial.

PRECIO DEL GRANO

La Federación Nacional de Cafeteros indicó que el precio internacional de referencia para los cafés suaves (Contrato C) completa 22 meses cayendo sistemáticamente, lo que ha generado que su cotización pase de 160 centavos de dólar por libra, en noviembre de 2016, a cerca de 108 centavos en julio de 2018.

“Esta situación se ha intensificado en lo corrido de agosto, con una caída de 22 centavos con respecto a agosto del 2017, registrando un promedio de 105 centavos de dólar por libra y un mínimo de 97,25. El precio interno base de compra ha caído cerca de 19 % en el último año y esto significa que los productores han recibido en promedio cerca de 166.000 pesos menos por cada carga, al pasar de 851.000 pesos en agosto de 2017 a 685.000 el 21 agosto de 2018”, indicó el gremio.

En ese sentido, la Federación señaló que como consecuencia de la caída del precio del café se estima que el valor de la cosecha cafetera en 2018 será de 1,5 billones de pesos menos que el valor registrado en 2017 (7,5 billones de pesos), lo cual tendrá un impacto negativo en las regiones cafeteras y en la economía del país.

“La tasa de cambio ha amortiguado la caída del precio externo del café evitando que su impacto sobre el precio interno sea mucho mayor. Sin embargo, la volatilidad de esta variable y su estrecha correlación con el comportamiento del precio del petróleo es una fuente de inestabilidad para los ingresos cafeteros”, explicó la Federación.

También podría gustarte