“Ni Corficolombiana, ni sus subordinadas participaron en hechos de corrupción”

Corficolombiana, filial del Grupo Aval, se pronunció en la noche de este miércoles por la medida de aseguramiento contra José Elías Acosta, quien fue hasta 2016 presidente de la compañía, por los escándalos de sobornos de Odebrecht.

La compañía aseguró que están sorprendidos con la medida de aseguramiento contra el exdirectivo y expresaron “sus deseos para que el doctor Melo, quien no aceptó los cargos imputados, pueda probar su inocencia”.

También señaló que de acuerdo con sus investigaciones frente al tema, “ni Corficolombiana, ni sus subordinadas participaron en los hechos de corrupción que rodean el contrato de Ruta del Sol II, ni la Junta Directiva de Corficolombiana ni las de sus entidades subordinadas, estuvieron al tanto ni aprobaron pagos indebidos a terceros en torno al contrato de la Ruta del Sol II”.

Por último, aseguraron que harán “uso de todas las acciones legales pertinentes contra los responsables de los daños y perjuicios causados por estos hechos”.

 

TEXTO DEL COMUNICADO

En relación con la información dada a conocer por la Fiscalía General de la Nación a través de los medios de comunicación, sobre la medida de aseguramiento al Dr. José Elias Melo Acosta, quien fuera por ocho años y hasta mayo de 2016 presidente de Corficolombiana S.A., (“Corficolombiana”) filial de Grupo Aval S.A., en el proceso que se sigue por los actos de corrupción cometidos por Odebrecht y por agentes estatales, nos permitimos pronunciarnos:
 
– Estamos sorprendidos ante la medida de aseguramiento proferida en contra del expresidente de la Corporación.  Expresamos nuestro deseo para que el Dr. Melo, quien no aceptó los cargos imputados, pueda probar su inocencia.
 
– Al respecto nuestras investigaciones adelantadas en relación con este asunto establecieron que (i) ni Corficolombiana, ni sus subordinadas participaron en los hechos de corrupción que rodean el contrato de Ruta del Sol II, (ii) ni la Junta Directiva de Corficolombiana ni las de sus entidades subordinadas, estuvieron al tanto ni aprobaron pagos indebidos a terceros en torno al contrato de la Ruta del Sol II.
 
– Las políticas corporativas de Grupo Aval, aplicables a Corficolombiana y a sus entidades subordinadas, son muy estrictas en exigir el pleno cumplimiento de las disposiciones legales en todas sus actuaciones. En consecuencia, si alguna persona procedió de manera ilícita, lo hizo a nombre propio y en claro abuso de la confianza depositada en su gestión.
 
– Confiamos en las diferentes ramas del Estado y en este sentido esperamos que se llegue a las últimas consecuencias para identificar y establecer la responsabilidad de todos aquellos individuos que hayan participado en estos hechos de corrupción y que sobre ellos caiga todo el peso de la ley. Reiteramos nuestra total disposición a colaborar con las autoridades en lo que consideren necesario dentro del proceso.
 
– Como hemos venido informándolo a la opinión pública desde el primer día en que se conocieron estos hechos, la administración de la sociedad Concesionaria Ruta del Sol S.A.S. estuvo a cargo de la firma Odebrecht, quien así lo exigió y lo impuso por ser el socio ampliamente mayoritario. Es de anotar que las compañías del grupo Odebrecht poseen el 62% del capital de la sociedad concesionaria y, por ende, la operan y controlan. Episol S.A.S., filial de Corficolombiana tiene una participación minoritaria (33%) y por lo tanto no controlante.
 
– Así mismo, la participación de Corficolombiana en el trámite de la licitación pública para el contrato del sector 2 de la Ruta del Sol, se limitó a su área de experiencia y consistió en armar modelos financieros de proyecciones durante el tiempo de construcción y operación de la carretera, en el caso de que la misma le fuera adjudicada a la Promesa de Sociedad Futura.
 
– Por último, haremos uso de todas las acciones legales pertinentes contra los responsables de los daños y perjuicios causados por estos hechos.

 

Tomado de COLPRENSA

 

Notas Relacionadas