HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

En Santa Marta no había ambiente electoral

335

La mayoría de los puestos de votación estuvieron solos a la espera de los electores quienes finalmente no llegaron en el número deseado./ MONTINER ALVIS.

Dice que lo que mal comienza mal termina  y eso se cumplió en el caso de la Consulta Popular contra la Corrupción, al menos en Santa Marta en donde la verdad en ningún momento se vio ambiente electoral.

 

Lo del comienzo es porque como ha sido tradicional en los últimos años, la apertura de la jornada electoral se realiza en la escuela Normal Superior María Auxiliadora y este año no fue la excepción. La jornada arrancaba a las 8:00 de la mañana como es habitual y justamente a esa hora sonó el timbre y de inmediato el himno nacional, pero en el lugar donde se ubican las autoridades no estaban ubicados, poco a poco fueron subiendo para cumplir ese acto protocolario.

Para destacar que en esta oportunidad no asistieron ni el alcalde de la ciudad Rafael Martínez, ni la gobernadora del Departamento Rosa Cotes. En su reemplazo asistieron los secretarios de Gobierno quienes solo atinaron a decir, que se declaraba abierta la jornada electoral. 

TODO NORMAL

La ciudad no parecía estar viviendo una jornada electoral, pues se veía una normalidad que para el evento que se estaba desarrollando era anormal, ya que tradicionalmente en los días de elecciones  el servicio de buses y taxis es limitado porque están  al servicio de las grandes campañas electorales, ayer el servicio era normal, no había vehículos con carteles, ni afiches no propaganda política.

No se vio a los políticos tradicionales en la calle saludando a los transeúntes, no se vio la caravana de vehículos haciendo campaña por los diferentes candidatos, ni comandos ni la aglomeración de votantes en los mismos.

Los jurados estaban tranquilos, la afluencia era poco y no tenía los ojos de los testigos encima, para ver que no perjudicaran a su candidato, nada de eso, todo era normal, buses y taxis por las calles ofreciendo sus servicios a los usuarios.

Al final la ciudad vivió este proceso de forma normal, tan normal que casi ni se notaba que se estaba desarrollando esta determinante jornada, algo que incluso se reflejó en las urnas.

También podría gustarte