¿Por qué es importante estudiar un programa posgradual?

303

Los centros de educación superior deben responder con nuevas ofertas de postgrado, atendiendo las necesidades de los gremios económicos.

 

La educación es la respuesta para asumir los retos corporativos y contribuir con los desarrollos políticos, económicos y sociales del mundo global, lo que llama a los profesionales a responder con conocimiento actualizado y avanzado a las necesidades del mercado laboral.

Cursar una especialización, maestría y/o doctorado es esencial si se busca avanzar en el fortalecimiento de competencias, teniendo en cuenta que la dinámica actual laboral exige una constante actualizaciónde su personal profesional.

En ese sentido, que las personas adquieran mayores y constantes habilidades profesionales permite que su labor aporte significativamente a la consecución de los objetivos y metas de las organizaciones para las que trabaja. 

Existen también múltiples beneficios personales, tales como ascensos profesionales, mejores ingresos y la satisfacción de cada persona que culmina un postgrado, puesto que adquiere mayores competencias para dar respuestas a las necesidades del entorno.

“Las empresas de hoy en día segmentan ambientes muy turbulentos de orden competitivo y su diferenciación básicamente está tanto en las estrategias que deciden implementar, más profundamente en los aportes que los seres humanos que trabajan en ellos pueden hacer, como un valor agregado en el cumplimiento de los objetivos propuestos”, explicó el doctor Óscar García Vargas, coordinador académico de los postgrados de la Facultad de Ciencias Empresariales y Económicas de la Universidad del Magdalena.

Es así como los expertos recomiendan una formación académica evolutiva pues la dinámica de los negocios se impone no solo a nivel nacional sino internacional, por ende, el mundo global requiere a profesionales altamente cualificados, capaces de impulsar y administrar oportunidades de innovación, que aporten ventajas competitivas a las organizaciones.

Ante este panorama, el administrador magíster Edwin Chacón Velásquez, decano de la Facultad de Ciencias Empresariales y Económicas de Unimagdalena, augura un importante crecimiento de personas cualificadas y con estudios posgraduales en la región Caribe.

“Debido a un entorno económico cambiante, cada vez con tecnologías de la información y de la comunicación que avanzan a velocidades increíbles, hacen que los profesionales de nuestros días se vean en la necesidad de desarrollar procesos de capacitación continuas para conocer las disciplinas a profundidad, estar actualizados en el conocimiento, poder tener más habilidades y destrezas para trabajar en equipo, para afrontar nuevos proyectos y para utilizar herramientas tecnológicas cada vez más novedosas”, manifiesta el Decano.

Lo anterior señala que los centros de educación superior en el país deben responder con nuevas ofertas de postgrado, atendiendo las necesidades de los gremios económicos, empresariales, sociales y en general, buscando no solamente la mejor formación del profesional sino también para que lleven más beneficios a las organizaciones en las que trabajan eso profesionales.

En mayo en Santa Marta la Universidad del Magdalena lanzó la nueva oferta de Postgrados, donde incluyó las seis especializaciones y tres maestrías adscritas a la Facultad de Ciencias Empresariales y Económicas, y que se basa en áreas administrativas, económicas y ambientales, todo esto dentro de los 36 programas postgraduales a través de cuatro doctorados, 19 maestrías y 13 especializaciones con las que se busca responder a las necesidades actuales del campo laboral en la región y el país.

 

NECESIDADES EN LA REGIÓN CARIBE

En Colombia son cerca de 6.460 postgrados que aportan a las experiencias académicas e investigativas de los profesionales, con programas interdisciplinarios que profundizan en conocimientos de áreas o actividades específicas.

Así, se contribuye a la formación de líderes que abordan de manera holística e integradora las necesidades regionales, que además ayudan a repensar el desarrollo hacia una sostenibilidad territorial y que guían las empresas hacia escenarios altamente competitivos, a través de la administración eficiente de los recursos que se les asignen.

Según el economista magíster Lucas Gutiérrez Martínez, director de la maestría en Desarrollo Territorial Sostenible de la Universidad del Magdalena, los postgrados son una herramienta que permiten acceder a un nivel superior de formación y no estancarse únicamente en los conocimientos de un pregrado.

“Se eleva la competitividad del profesional y así mismo le amplía el espectro de sus actividades, puesto que un postgrado no necesariamente se hace en el área de formación que uno estudia en pregrado, sino que sirve para extender las oportunidades laborales y al mismo tiempo aumentar la productividad y competitividad de las personas y de la región que reciben ese tipo de profesionales”, indica el también docente Gutiérrez Martínez.

De igual forma, asevera que particularmente en Santa Marta y en el Magdalena existen ejemplos de ecosistemas que necesitan mayor talento humano para elevar no solo los rendimientos individuales (como los salarios), sino los rendimientos sociales y colectivos, “la Sierra Nevada, el Río Magdalena, el Mar Caribe, la Ciénaga Grande, generan esos conflictos medioambientales con el desarrollo económico y de eso trata justamente el Desarrollo Sostenible, de armonizar medio ambiente, desarrollo económico y desarrollo social en un solo eje”.

Es así como en la región Caribe y específicamente en la ciudad de Santa Marta están teniendo en cuenta diversas competencias y profesiones que puedan organizar y administrar adecuadamente los recursos, para no solo se fortalecer el manejo de empresas, sino también la creación de las mismas, ofreciendo nuevas oportunidades para los habitantes de la región.

“Como representantes del sector comercial formal y organizado, siempre estamos muy atentos a las necesidades y requerimientos de los empresarios y afiliados en cuanto al perfil profesional. Por esta razón consideramos muy importante y pertinente la diferente oferta de postgrados que hoy se presenta en la Universidad del Magdalena para el sector empresarial, que es ajustada a su realidad, a las necesidades, al entorno que vive la ciudad en materia de logística, de turismo, de agroindustria y de otras cadenas productivas y empresariales que se están identificando como importantes de la región”, afirma la directora de la Federación Nacional de Comerciantes Angélica Silva Franco.

Al respecto, el comunicador magíster Orlando Hernández González, presidente de la Fundación Norte-Sur, entidad que en alianza con Unimagdalena ofrece la especialización en Cooperación Internacional y Gestión Estratégica y la Maestría en Cooperación Internacional hace un llamado a los profesionales para que innoven y hagan empresa, específicamente en temas sociales.

“Se requieren profesionales de todas las disciplinas para trabajar en el sector público, a nivel nacional, en los ministerios y en los institutos descentralizados, para manejar las oficinas de cooperación internacional. Las empresas privadas que están entrando muy fuerte en el tema de responsabilidad social empresarial demandan profesionales con esta formación para que puedan apalancar recursos internacionales con sus stakeholders, que potencien los recursos de intervención social a través de sus programas de responsabilidad. Las ONG’s necesitan gerentes sociales y gente que sepa bajar recursos y administrarlos y por supuesto las mismas agencias internacionales residentes en Colombia”.

En efecto la Universidad del Magdalena ha desarrollado un convenio con la Fundación Norte Sur, esto como respuesta a una situación coyuntural que vive el país y es que Colombia en los últimos años ha sido una prioridad para la cooperación internacional.

“Hoy, existen tres hechos que en estos momentos centran la atención de la comunidad internacional y que vuelven a poner a Colombia como una prioridad: el primero, el crecimiento insospechado de los cultivos ilícitos y todo lo conexo que tiene; el segundo, los compromisos adquiridos para la construcción de paz como resultados de los acuerdos de La Habana; y, el tercero, un fenómeno que parece coyuntural, pero que tiende a volverse permanente y es el fenómeno migratorio. Necesitamos talento humano preparado para aprovechar al máximo esas nuevas oportunidades que se abren”, reiteró el presidente de la Fundación Norte Sur.

También podría gustarte