La Diócesis de El Banco, recibió a la Reina y Patrona de los colombianos

338

El lienzo de la virgen del Rosario de Chiquinquirá visitó la ciudad de El Banco.

En la Catedral Nuestra Señora de la Candelaria, se celebró eucaristía de acogida y entronización del lienzo  de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, reina y patrona de los colombianos y  posterior procesión por las principales  calles del municipio.

 

La celebración estuvo presidida por  Monseñor Luis Gabriel Ramírez Díaz, y contó con la participación de  los Frailes Dominicos, párrocos del municipio y la comunidad banqueña en general, quienes asistieron con una vela blanca.

PROGRAMACIÓN

La celebración religiosa inició A partir de las 3:00 pm, en la Catedral Nuestra Señora de La Candelaria, posteriormente se  realizó la Exposición del Santísimo Sacramento; a las 3:30 pm Rosario de la Divina Misericordia; a las 5:00 pm confesiones y a las 6:30 Eucaristía y entronización del lienzo de Nuestra Señora y Procesión.

NUESTRA SEÑORA DE CHIQUINQUIRÁ

Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá es la patrona y reina de Colombia, de la ciudad de Maracaibo y del Estado Zulia en Venezuela, y de la ciudad de Caraz, en el Departamento de Ancash en Perú.

La palabra Chiquinquirá significa lugar de nieblas y pantanos. Esta ciudad se ubica en el departamento de Boyacá en la región andina del país a más de dos mil metros de altura.

La historia de la imagen se remonta  hace cuatro siglos, cuando don Antonio de Santana, encomendero de los pueblos de Suta y Chiquinquirá, solicitó al español Alonso de Narváez que pintara una imagen de la Virgen del Rosario para colocarla en una pequeña capilla.

La pintura fue realizada sobre una tela de algodón de procedencia indígena. Media 44 pulgadas de alto por 49 de ancho. Alonso de Narváez usó colores al temple, realizó una imagen de la Virgen del Rosario con el Niño Jesús, y a los lados puso al Apóstol San Andrés y a San Antonio de Padua.

El cuadro fue ubicado en la capilla que tenía don Antonio en Suta. Estuvo allí durante más de una década, pero la capilla tenía el techo de paja, lo que provocó que la humedad deteriorara la pintura hasta dejarla borrosa.

También podría gustarte