Autoridades confirman que continúan las desapariciones forzadas en el país

312

En el día internacional de la Desaparición Forzada, el Instituto Nacional de Medicina Legal en cabeza de Carlos Valdés, reveló que en los últimos diez años fueron reportados 73.993 casos de desaparición en todo el país, de los cuales 27.593 corresponden a menores de edad.

“El fenómeno de la desaparición en Colombia tuvo un pico hacía el año 2010-2011 y desde esa época ha venido en descenso. La curva de desaparición durante el año pasado corresponde a 6.828 desparecidos”, dijo Valdés.

El jefe del organismo forense anunció que las desapariciones de hombres es mucho más frecuente, teniendo 43.759 reportes, en relación las mujeres con 30.234 casos, esto en los últimos diez años.

“Lo que podemos observar es que la edad en la que se registra mayor desaparición en la mujer es en la adolescencia y en el hombre en la edad adulta, pero observen también que en los últimos diez años también se ha mostrado desaparición de niños entre los 0 y los 5 años”.

Valdés aseguró que durante enero y julio de este año se ha registrado la desaparición de 6.688 personas entre niños y adultos, de los cuales 2.005 casos corresponden a género masculino y 1.588 a femenino. “De dicha cantidad podemos decir que se ha registrado un poco más 3.200 desapariciones forzadas”.

El mes donde más se registra la desaparición en Colombia es mayo ocurriendo estos hechos los días viernes y sábado. “Las desapariciones de menores de edad cumplen el mismo comportamiento de los adultos”, precisó Valdez.

En su informe el director del organismo forense anunció que los departamentos donde más ocurre dicho flagelo Antioquia, Valle del Cauca y Cundinamarca y suma la capital de la República.

En lo transcurrido del año han hallado con vida 1.348 personas, 98 muertas y 4.963 aún se encuentran desaparecidas.

 

LA OTRA ORILLA

Por otro lado, en el marco del día Nacional de Desaparición Forzada el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) anunció que los avances de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas (UBPD), aunque son positivos, no son suficientes.

“La demora en su puesta en marcha efectiva añade aún más dolor a las familias y no puede justificarse, casi dos años después de la firma del acuerdo de paz. La sociedad en su conjunto, y especialmente el nuevo Gobierno debe hacer un esfuerzo por priorizar la búsqueda de personas desaparecidas y garantizar que se hace todo lo posible para que los familiares tengan respuestas”.

Christoph Harnisch, jefe de la Delegación del CICR en Colombia anunció que si bien es cierto que la Unidad de Búsqueda es un acto positivo, esperaban desde la entidad que los avances surtieran efecto mucho más rápido. “Más allá de los trámites administrativos, hace falta voluntad política. Lo que las familias necesitan son respuestas y, hasta ahora no las tienen”, agregó.

Según el CICR, es fundamental que la unidad cuente con los recursos humanos y financieros que le permitan trabajar de manera efectiva, con presencia territorial y garantizando la participación de los familiares en el proceso de búsqueda.

“Además, es indispensable garantizar la participación de las familias y de las asociaciones de familiares y otras organizaciones sociales en todos los procesos de búsqueda, no solo para que faciliten información sino también como parte de un proceso reparador”, dijo el organismo.

Indicó el CICR que encontrar a quienes desaparecieron por causa del conflicto y la violencia es uno de los retos humanitarios más importantes que enfrenta el país.

“Tomará varias generaciones y muchos recursos dar respuesta a las miles de familias que siguen buscando. Sin embargo, ser conscientes de la enorme dimensión de este reto no significa que no debamos ser exigentes con el proceso de búsqueda. Es por ello que nos preocupa que a estas alturas la UBPD no sea operacional”, añadió el jefe de la delegación”.

Bogotá Colprensa.

 

También podría gustarte