‘Florence’ mató a 7 personas y a su paso dejó destrucción y desolación

307

Las autoridades confirmaron al menos siete muertos, entre ellos una mujer y su bebé, que fallecieron al caer un árbol sobre su casa en Carolina del Norte, uno de los estados más golpeados por la tormenta junto a Carolina del Sur.

El huracán Florence provocó varias muertes al azotar la costa atlántica de Estados Unidos, en medio de fuertes vientos y lluvias torrenciales que dejaron a decenas de personas atrapadas en inundaciones, antes de ser degradado a tormenta tropical.

 

Las autoridades confirmaron al menos siete muertos, entre ellos una mujer y su bebé, que fallecieron al caer un árbol sobre su casa en Carolina del Norte, uno de los estados más golpeados por la tormenta junto a Carolina del Sur.

El presidente Donald Trump visitará las áreas afectadas “de principios a mediados de la próxima semana” cuando se determine que su viaje no interrumpirá las labores de rescate, anunció la Casa Blanca.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) rebajó en su último boletín de las 21H00 GMT la intensidad del ciclón, que llegó a ser un huracán de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson de 5, antes de tocar tierra el viernes por la mañana.

“Florence está produciendo ahora ráfagas de viento con fuerza de tormenta tropical” a 110 km/h, dijo el NHC. 

No obstante, advirtió que las “marejadas amenazantes para la vida” continuarán en la noche del viernes, pronosticando “catastróficas inundaciones” en las Carolinas.

“Esperamos varios días más de lluvia”, dijo el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper. Precipitaciones de esta intensidad ocurren “una vez cada mil años”, agregó, pronosticando más inundaciones por el desborde de ríos la próxima semana.

Se prevé que Florence arroje 68 billones de litros de lluvia en una semana en Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia, Georgia, Tennessee, Kentucky y Maryland, según el meteorólogo Ryan Maue, de weathermodels.com.

Asimismo, Cooper dijo que había habido tres muertes vinculadas a la tormenta y varias otras estaban siendo investigadas. Además de la madre y su bebé, una persona murió mientras encendía un generador. 

Una mujer falleció también cuando árboles caídos impidieron que una ambulancia la auxiliara supuestamente por un ataque cardiaco. Según medios estadounidenses, una quinta muerte pudo haber ocurrido cuando un hombre intentó conectar dos cables bajo la lluvia.

MÚLTIPLES AMENAZAS

“La tormenta está causando estragos”, dijo Cooper, señalando que 680.000 abonados estaban sin electricidad en Carolina del Norte, que tiene una población de 10 millones. Unas 21.000 personas estaban refugiadas en 157 albergues.

“Nos enfrentamos a múltiples amenazas. Estamos profundamente preocupados por comunidades enteras que podrían ser barridas”, agregó.

La Agencia federal para el manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) estimó que el riesgo persistirá “durante las próximas 24 a 36 horas” después de que Florence tocó tierra a las 07H15 (11H15 GMT) en Wrightsville Beach.

En Wilmington, cerca de allí, se sintieron varias detonaciones en la mañana, posiblemente por la explosión de transformadores eléctricos. La fuerza del viento rompió ventanas y arrancó árboles de raíz y muchas calles permanecían bloqueadas por troncos y ramas.

Mason Tarr, que pasó la noche en casa de un amigo, recordó que Florence llegó como un huracán de categoría 1 y se preguntó “cómo hubiera sido con uno de categoría 4 o 5”.

Más de 100 km al sur, el famoso balneario de Myrtle Beach en Carolina del Sur era un pueblo fantasma al mediodía, cuando Florece mostró su fuerza con una cortina de lluvia sobre el océano acompañada de rayos.

“Da miedo pero es hermoso”, dijo a la AFP Scott Brauer, un jubilado de 71 años que estaba caminando cerca del mar poco antes de la llegada de la tormenta. 

WILMINGTON, AFP

También podría gustarte