Mario y Nayarith, la unión que aún conserva lo dulce del amor

506

Para Nayarith Castañeda, uno de los secretos de su relación con Mario Cañate ha sido darse “el tiempo de valor y rico que se debe en medio de sus ocupaciones diarias. /RAFAEL LARA.

La poética, encantadora y romántica ciudad de París resultó ser el mejor escenario para que por fin, brotara el amor entre Nayarith Castañeda y Mario Cañate; la relación de amistad que se fortaleció durante la Especialización en Comunicación Estratégica que juntos cursaban, dio un paso importante y hoy, tres años después, se encuentran juntos, felices y a punto de dar el sí, ante Dios, en marzo próximo.

La de ‘Nayi’ y Mario es una historia bien particular, pues parecía que estaban conectados por todas partes: el que es considerado como el primer ‘flechazo’ se dio hace mucho tiempo, cuando Mario acompañaba a su padre en un almacén y este, saludara muy afectuosamente a quien en otrora, fuese su alumna: la mamá de Nayarith, que también tenía al lado a su hija.

La simpática chica que deslumbró a Mario en aquella ocasión, volvió a aparecer en su vida tiempo después en la Universidad Sergio Arboleda, seccional Santa Marta, de donde los dos son egresados de la Escuela de Comunicación Social y Periodismo; Cañate la veía de lejos, le gustaba, pero sin imaginarse la magia que lo envolvería después y que hasta el sol de hoy, lo tiene maravillado.

“Tengo que ser sincero y es que ella me gustaba desde hace mucho tiempo, pero no se habían dado las cosas, no coincidíamos, yo iba en un semestre más avanzado que el de ella; pero en la Especialización, específicamente el viaje, nos ayudó muchísimo. Fue muy curioso porque nosotros estábamos saliendo, yo recuerdo que le regalé una chocolatina y le había dicho hace rato que si quería ser mi novia, pero ella estaba un poco esperando, meditando… yo le dije que le daba el chocolate y que se lo comiera el día que me diera el sí”, contó Mario, quien trabaja como docente de tiempo completo en la Universidad donde se formó.

Nayarith se guardó el chocolate e hizo que todo sucediera tal cual como Mario se lo había planteado: Una noche salieron a comer a un restaurante de la ciudad, ella hasta se inventó una pelea y al final de la velada, saca un chocolate, “se lo come como nunca porque a ella le produce migraña” y en una servilleta escribió muchos ‘sí’.

“En la Especialización éramos prácticamente inseparables y no teníamos de pronto esa intención de ser novios, porque es muy difícil desligar esa amistad para dar un paso adelante… por temor a que no vaya funcionar, por muchas cosas… y efectivamente, en ese momento yo sentía muchas distracciones que no me dejaban ver lo valioso que era Mario y fue así cuando viajamos, que empecé a ver las cosas de otra manera”, expresó Nayarith, líder de Comunicaciones de la Contraloría General del Magdalena.

 

¿LA COMUNICACIÓN?… ¡ES CLAVE!

Como verdaderos comunicadores sociales y periodistas, Mario y Nayarith están convencidos de que una buena interacción y retroalimentación favorece no solo las relaciones de pareja, sino de cualquier tipo, porque permite que todo fluya de manera adecuada y es la mejor herramienta para solucionar los malos entendidos que esa comunicación mal empleada, puede generar.

“Hay una frase que yo digo mucho en clase y que aprendimos justamente en la Especialización y es “la comunicación se construye entre dos que se escuchan”. En la actualidad, casi no se práctica eso, sino que esperamos que el otro se caiga para intervenir y pocas veces escuchamos a la gente. Como todas las parejas, tenemos dificultades, discusiones por Whatsapp… pero lo bonito es que los dos estamos en un campo bien interesante de nuestra profesión y es la comunicación”, dijo Mario Cañate.

 

UNA RELACIÓN SÓLIDA

Realmente sí que están conectados estos dos profesionales; con cada pregunta, solo necesitaban mirarse a los ojos para conocer lo que el otro pensaría; en cada respuesta, el uno le asentaba la cabeza al otro como muestra de que están en sintonía con lo que piensan, quieren y sienten.

Para Mario, esa madurez y solidez que caracteriza a su relación se da por “reconocer el hecho de que si estás con alguien, esa persona es verdaderamente especial para ti y que en definitiva, todo es más fácil entre dos; hay que tener mucha tolerancia, paciencia sobre todo y reconocer que el otro es una persona valiosa”.

 “Yo tengo algo muy claro y puede que suene cliché o frase de cajón, pero hay que traer la esencia y lo que nos hace realmente humanos; aquí en nuestra relación ha primado mucho el respeto y la confianza. Es necesario. Sin eso, no hay una relación sana. Hablando desde la experiencia que tenemos los dos, para la relación que nos lleva a un matrimonio, otra cosa es que Mario y yo conversamos todo; es decir, siempre hay un consenso y la palabra del otro nos importa mucho; eso ha mantenido un equilibrio y equidad en lo que somos y hacemos”, comentó ‘Naya’.

 

¡ARRIÉSGATE POR AMOR!

“El amor es riesgo y siempre valdrá la pena arriesgarse por amor. A aquellas personas que tengan a alguien muy especial y que sientan que es valioso en su vida, confiesen su amor porque es el riesgo más maravilloso que podemos correr como seres humanos. Estamos hechos para vivir el uno con el otro; creo que hay infinidades de personas y cada quien está destinado para una persona en específico, simplemente a veces o no nos damos la oportunidad o estamos distraídos del mundo y enfocado en otras cosas que quizá no valen la pena”, concluyó Mario Cañate.

También podría gustarte