Remodelación del Teatro Santa Marta, una pesadilla sin fin

527

El teatro Santa Marta está convertido en un cascarón con columnas. Una obra paralizada por culpa del centralismo que no quiere contarse como otro ‘elefante blanco’ en el Caribe.

Si todo sale bien, los trabajos se reiniciarían en el mes de noviembre y por 14 meses, es decir, para estar inaugurando en febrero del año 2020.

Recursos que superan los 4.000 millones de pesos tendrá que adicionar el Gobierno nacional al nuevo ejecutor de las obras en el Teatro Santa Marta, lo que indica que el proyecto terminaría costando casi $32 mil millones.

La información fue entregada por Daniel Varón Quintero, presidente de la Sociedad de Arquitectos del Magdalena y quien hace parte de la veeduría de este ícono cultural de los samarios.

Según Varón toda esta historia deja un sabor agridulce ya que el proyecto que impulsaron los dos ministros coterráneos ha sufrido una serie de avatares en la capital del país producto del centralismo que aún persiste.

Dijo que la lección aprendida hace referencia al adagio popular que reza ‘cuando algo empieza mal terminará peor’. Y eso fue lo que sucedió cuando el Fontur, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo junto al Ministerio de Cultura designaron en Fonade la ejecución del proyecto de remodelación del Teatro Santa Marta pero donde se establecieron unas cláusulas específicas muy amañadas.

‘‘La Veeduría del Teatro realizó una reunión en donde se analizaron los fracasos y aciertos. Hablando positivamente la conclusión es que el contrato de ejecución de las obras en el Teatro sigue vivo y sigue teniendo los recursos económicos por parte del Fontur. Lo que hay ahora es un nuevo panorama porque ya no tenemos un palo en la rueda que nos dejó un cascarón con unas columnas paralizado’’, indicó Varón.

Asegura que no es fácil comprender que se haya invertido una plata en el orden de los $4.500 millones sin sumar otros recursos millonarios que se destinaron a pagar una gerencia y una interventoría. ‘‘El convenio suscrito entre Fonade y Fontur fue leonino porque las condiciones contractuales reflejan una posición dominante que además generó burocracia y detrimento’’, enfatizó.

Lo más grave es que al sacar a Fonade independientemente de haber ejecutado el 26,2% de la obra, tenía derecho a cobrar el 100% de los dineros aunque solo recibió un anticipo de $11.000 millones. ‘‘La buena noticia es que salimos de ese palo en la rueda y que ahora es Fontur el que ejecuta directamente el proyecto que tiene una fecha concreta de iniciación de los trabajos que es dentro de tres meses contados a partir del 8 de agosto’’, precisó Varón.

El directivo de la SAC Magdalena comentó que en este tiempo deben aprobarse nuevamente los diseños ante el Ministerio de Cultura y tramitar una nueva licencia de construcción ante la Curaduría Urbana número Uno porque la anterior licencia ya se venció. Si toda sale bien, los trabajos se reiniciarían en el mes de noviembre y por 14 meses, es decir, el año 2020.

ANTECEDENTES

La remodelación del Teatro Santa Marta ha sido toda una pesadilla sin fin para los samarios y magdalenenses, quienes desde el 2012 se han visto afectados al no contar con un ícono cultural tan importante y que congregaba a un público diverso entre gestores, educadores, ciudadanos y visitantes.

En 2012, la entonces ministra de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez-Correa, formalizó el inicio de las obras de restauración del Teatro Santa Marta, en su primera etapa, cuya inversión era de $13.640 millones.

De este monto $10 mil millones fueron aportados por Mincomercio a través de Fontur, y $3.640 millones por el Ministerio de Cultura. Esta primera etapa comprendía la cimentación, el reforzamiento estructural y la restauración integral de la caja escénica, incluida la mecánica teatral.

Las obras en mención serían ejecutadas por la firma contratista ‘Consorcio Obra TSM’ y contarían con la interventoría de Ingeobras S.A.S., en tanto que la gerencia del proyecto estaba a cargo de Fondo Nacional de Desarrollo (Fonade).

La ministra Álvarez-Correa, luego de firmar el acta correspondiente junto con el alcalde de esa época Carlos Caicedo Omar, resaltó el esfuerzo que desde 2012 viene haciendo la administración local por sacar adelante la obra y destacó la importancia del Teatro Santa Marta en la cultura de la ciudad.

 “Este es un patrimonio de los samarios y el departamento del Magdalena, que enriquece la oferta turística del destino”, aseguró la alta funcionaria.

Para la segunda etapa, el proyecto contemplaba intervenir la sala principal y la sala alterna en términos de aire acondicionado, cielo raso, silletería, acústica, luminotecnia y dotación de equipos para un aforo de 800 personas, lo que permitiría una mayor diversidad de espectáculos, así como la posibilidad de acoger eventos de talla mundial, asegurando la ocupación y autosostenibilidad del mismo.

INFORME TÉCNICO A VEEDURÍA

Uno de los tantos imprevistos que se registró en las obras de remodelación del Teatro fue el nivel freático que presenta el terreno donde está ubicado el inmueble patrimonial lo que obligó a realizar un rediseño en las obras. Según Fonade, entidad que realizó los estudios de precios de mercado, los rediseños de obra valían 296 millones 450 mil 840 pesos, mientras que la interventoría a esos rediseños un total de $102 millones 702 mil.

En un informe técnico enviado a la Veeduría Ciudadana del Teatro Santa Marta por parte de Jairo Arturo Niño Quevedo, en calidad de gerente del Convenio, se precisó que Fonade asumió la supervisión y seguimiento a ese contrato.

 ‘‘Así pues, desde el 13 de octubre de 2017, Fonade realizó directamente la supervisión de los trabajos correspondientes a la estabilización de excavaciones y el confinamiento de cimentación, para mitigar el riesgo contra las construcciones aledañas’’, indica el informe.

Agrega que ‘‘una vez Fontur adicionó los recursos correspondientes, se reinició el contrato de Interventoría a partir del 29 de noviembre de 2017 y el 4 de diciembre de 2017 se suscribió la modificación 1, adición 1 y prórroga 6 hasta el 30 de abril de 2018, al contrato de interventoría 2152197’’.

Es válido mencionar que en un Comité Operativo realizado el 29 de noviembre de 2017 en el Viceministerio de Turismo el Gerente del Área de Infraestructura Social y el Gerente del Convenio por parte de Fonade reiteraron que una vez se recibiera la propuesta económica ajustada en valor y alcance por parte del contratista, el área de estudios previos de Fonade realizaría un costeo y emitiría un valor con base en el estudio de precios de mercado. Además, advirtieron que, si no se llegaba a un acuerdo con el contratista, Fonade abriría un proceso de selección para contratar los rediseños con el oferente seleccionado.

De otra parte, en el Comité Operativo No. 028 celebrado el 7 de febrero de 2018 en el Viceministerio de Turismo, el Gerente de Unidad y el Gerente del Convenio por parte de Fonade expusieron el resultado del análisis jurídico emitido por la Subgerencia de Contratación haciendo énfasis en que la única posibilidad era abrir los procesos de selección mediante una convocatoria pública para contratar los rediseños y la interventoría a los mismos.

‘‘Teniendo en cuenta la entrada en vigencia de la Ley de Garantías y las complicaciones surgidas de la viabilidad jurídica para contratar los rediseños, a la fecha las Gerencias Generales de Fontur, Fonade, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y el Ministerio de Cultura están realizando mesas de trabajo para definir los procesos de selección a seguir para la contratación de los rediseños y la interventoría a los mismos’’, aseguró Jairo Arturo Niño Quevedo en una misiva enviada al arquitecto Luis Ignacio Diazgranados Villarreal con fecha 20 de marzo de 2018.

INVERSIONES EN EL TEATRO

En las obras de restauración del insigne Teatro Santa Marta el Gobierno Nacional ha destinado recursos en el orden de los $28 mil millones, de los cuales el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo aporta $23 mil millones, ejecutados por Fontur y el Ministerio de Cultura entrega $5 mil millones.

En una visita a Santa Marta que hizo la ex ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez, precisó a los samarios que la primera fase del Teatro Santa Marta sería entregada en julio de 2018. Fue una promesa incumplida.

A finales de octubre de 2017, el director del Fondo Nacional del Turismo (Fontur), Eduardo Osorio Lozano, aclaró que el tradicional Teatro se construyó por donde pasaba el Río Manzanares y que al empezar a hacer la adecuación de su anterior estructura, se encontró un problema a nivel freático (acumulación de agua subterránea a una profundidad pequeña), por lo que se atrasó la obra.

El icónico Teatro Santa Marta construido en 1942 fue diseñado por el arquitecto cubano Manuel Carrerá Machado, a quien se le deben otras obras en la capital del Magdalena como el Palacio Tayrona (sede actual de la Gobernación) y la antigua ‘Gota de Leche’ (sede actual donde funciona Fumdan).

Sin duda si se cumplen los cronogramas previstos y los trabajos se reinician en el mes de noviembre por 14 meses, el presidente Iván Duque Márquez vendría a inaugurar en febrero del año 2020 el nuevo Teatro Santa Marta. Amanecerá y veremos…

También podría gustarte