75.000 aspirantes presentaron pruebas de admisión en la UNAL

269

Ayer domingo un total de 75.706 aspirantes presentaron la prueba de admisión a la Universidad Nacional de Colombia, para obtener un cupo para el periodo 2019-I en los programas de pregrado. El proceso se llevó a cabo en 45 ciudades del país y 30 consulados con la publicación de resultados el próximo 25 de septiembre.

Según detalló la institución de educación superior, la sede Bogotá fue la que recibió la mayor cantidad de candidatos con 51.120 personas, seguida por la sede Medellín con 9898, la sede Manizales con 2469, la sede Palmira con 1170 y los programas Peama (Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica) y Paes (Programa de Admisión Especial) con 11.049 aspirantes.

 

Mario Alberto Pérez, director Nacional de Admisiones de la Universidad Nacional, afirmó que fuera de Colombia 444 aspirantes presentaron la prueba en 30 consulados de países como Venezuela con 212 aspirantes, Estados Unidos con 69, España con 33, Ecuador con 32, Costa Rica con 12 y México con 12, entre otros.

Otro de los aspectos a desatacar es el aumento de inscritos en calidad de víctimas del conflicto armado interno. Según el departamento de Admisiones, 8481 personas se inscribieron, lo cual indica que de manera progresiva esta población busca acceder a la educación superior.

La prueba constaba de dos partes: la primera se desarrolló a partir de las 8:00 de la mañana con una duración de dos horas, y la segunda de hora y media. Para el caso de los consulados la prueba cumple con los estándares de seguridad y la tecnología necesaria para hacer un monitoreo en línea y tener control de acceso a los computadores.

Así mismo, la mayoría de los aspirantes pertenece a los estratos 2 y 3, con un registro de 50.003 jóvenes, la mayoría menores de 18 años. Además se presentaron 99 personas con algún tipo de discapacidad: auditiva, motora, visual, psicosocial, intelectual y múltiple.

“Para las personas con discapacidad auditiva la prueba cuenta con la Lengua de Señas Colombiana, y para personas con discapacidad visual con audiolibros y lectores que los asisten en el proceso”, explicó Pérez.

BOGOTÁ COLPRENSA

También podría gustarte