El BID apoya a EPM en contingencia de Hidroituango

250

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) congrega desde hoy en Medellín a un grupo de alcaldes latinoamericanos, con el objetivo de intercambiar experiencias y conocimiento entre las ciudades en temas identificados como prioritarios: seguridad urbana, movilidad y transporte sostenible, hábitat y vivienda y eficiencia de la gestión fiscal.

El presidente del BID, Luis Alberto Moreno, quien encabeza hoy el encuentro que se celebra en el auditorio Fundadores de la Universidad Eafit, conversó sobre los propósitos de la reunión, pero también de las expectativas de esta entidad multilateral frente al desenlace que tendrá la contingencia derivada de la construcción de Hidroituango y la futura implementación de las reformas económicas por parte del gobierno de Iván Duque.

 

¿Cuál es la apuesta con está reunión de alcaldes de América Latina?

“Este es un foro para compartir experiencias en el que prima el conocimiento. En esta ocasión hay un interés de España por acercarse a Latinoamérica y avanzar en un intercambio entre ciudades”.

 

Y el seminario “Ciudades incluyentes: aprendiendo de Medellín”, pondrá a la ciudad en la vitrina…

“Esta ciudad ha hecho cosas de vanguardia. En cuanto a seguridad ciudadana es ejemplo y es vista por analistas como un caso de éxito, aunque en ese campo aún hay cosas por hacer. En innovación, que es algo que promocionamos, la tarea de Ruta N es muy interesante por la colaboración público-privada-educación”.

 

¿DDe qué nivel son los créditos que el BID le ha otorgado a Medellín y Antioquia?

“Hemos participado en muchas iniciativas y la más grande es Hidroituango. El BID con un grupo de inversores pusimos casi 1.100 millones de dólares para la construcción de ese proyecto. Dados los problemas que ha tenido esa obra, hemos trabajado muy de cerca en la atención a las comunidades y buscamos a los mejores expertos para que acompañaran a EPM en esta emergencia y evaluar los riesgos. Con lo que tenemos, hasta el momento, estamos tranquilos, pero obviamente este es un choque para la economía colombiana. Al no entrar en operación la central en las fechas anticipadas, pues habrá que resolver eso con otro tipo de generación y, creo yo, habrá que mirar las alternativas que se puedan aplicar. Argentina, por ejemplo, lo hizo recientemente aprovechando el viento, y la generación solar también está creciendo”.

 

Pero, ¿cómo están blindados y el BID y los inversionistas para que EPM cancele esa deuda?

“EPM tiene un balance sólido y ha sido uno de nuestros principales clientes. Les hemos prestado fácilmente más de 3.000 o 4.000 millones de dólares. ¿Qué cuál es riesgo nuestro? El riesgo nuestro es EPM. Y, ¿qué está haciendo EPM? Pues lo correcto, que es decir que no puede seguir sosteniendo unas inversiones internacionales y manejar la contingencia, por lo cual está vendiendo unos activos. Seguiremos acompañando a la empresa. De los 1.100 millones de dólares, 300 son del balance del BID y el resto corresponde a otros inversionistas. Tenemos equipos de profesionales que están yendo constantemente a evaluar cómo se está atendiendo esta contingencia”.

 

Otro asunto en el que insiste permanentemente el BID es sobre la productividad, ¿dónde está hoy el desafío colombiano?

“La productividad en América Latina no se ha movido en los últimos años y de ahí la falta de crecimiento económico. En el caso colombiano este debería estar por encima del 4 %, pero el choque por el descenso en los precios del petróleo fue negativo. Hoy, otro choque para la economía colombiana es el impacto del enorme número de migrantes que está llegando. Eso tiene efectos en los temas de salud y de los servicios que el Estado debe proveer. La regla fiscal en Colombia siempre ha establecido que ante ese tipo de choques se puede revisar. Lo que valdría la pena mirar, por parte del Comité Consultivo para la Regla Fiscal, es cómo suavizar la trayectoria para alcanzar las metas de esa regla fiscal en términos de deuda y déficit”.

 

¿Qué propone para atender la migración venezolana?

“Estamos planteando la creación de un fondo que el BID pueda ayudar a constituir y que Colombia y otros países que están afrontando esta situación puedan absorber esa migración”.

 

Y las ideas que viene planteando el gobierno del presidente Iván Duque, ¿son las ideales para impulsar el crecimiento por encima del 4 %?

“Además de esa discusión que debe dar el Comité para la Regla Fiscal, está la reforma tributaria que se quiere hacer, proceso en el que el BID está haciendo un acompañamiento y no puedo adelantar más. No obstante, Colombia con un crecimiento de 4 % tendría un consumo aumentando al doble, porque somos un país joven en el que está entrando mucha gente de la clase media como nuevos consumidores y todo eso se vuelve atractivo para la inversión extranjera”.

 

En un entorno de guerra comercial global, ¿qué puede sucederle a la economía colombiana?

“Todavía es muy temprano para anticipar los impactos de ese tipo de conflicto. Actualmente hay un acuerdo con México, y esperamos que se den avances en el mismo sentido con Canadá y la Unión Europea, aunque es necesario reconocer que hoy la tensión es mayor con China. Lo que espero es que haya una negociación que llegue a buen término y no se dé una guerra comercial”.

 

Medellín El Colombiano.

 

También podría gustarte