Con románticos audios cae banda que robó finca de Maturana

406

Una conversación telefónica, con tono romántico, puso en evidencia a uno de los hombres que, según la Policía, participó en el robo a la finca del extécnico de la Selección Colombia, Francisco Maturana, el pasado 9 de septiembre en el municipio de El Retiro.

En una llamada interceptada por la Policía —que ya venía haciéndole seguimiento a la banda conocida como “los Pisasuaves— uno de los supuestos ladrones habla con su pareja del botín que consiguieron, mientras ella le pide varios de esos elementos como regalo.

Durante la llamada, el hombre le avisa a su “amor” que llegará tarde, pues debe ir al centro de Medellín a vender lo que robaron y le confirma que lo que lleva “vale plata”:

 

Hombre: – Cogimos como 100 botellas de licor fino.

Mujer: – ¿Sí? ¡Traeme una!

Hombre: -Obvio, pues, yo voy a llevar pa’ la casa un montón.

Mujer: -¿Y es eso lo que van a vender?

Hombre: No, vamos a vender una de esas lavadoras grandes que tienen secadora y todo que son así con bola redonda. Eso y tres televisorcitos, dos lavadoras de esas, una maquinaria de… pero por aquí no hablo mucho. ¡Un poco de cosas!

Mujer: -¿Y plancha pal’ pelo?

Hombre: – Una chiquitica le llevo.

 

Según el coronel Carlos Mauricio Sierra, la banda desarticulada hace cinco días, estaría detrás de por lo menos 30 hurtos en municipios del Oriente, Occidente, Suroeste y Norte de Antioquia.

La investigación contra la banda ya llevaba 8 meses. Durante ese tiempo se interceptaron otras comunicaciones, como esta en la que uno de los delincuentes le ordena a su compañero que amarre a las víctimas de un robo ocurrido en una finca del municipio de Barbosa.

“Los Pisasuaves” se comunicaban vía telefónica para identificar a las víctimas, seguirlas y coordinar su interceptación, como lo muestra otro de los audios que, según la Policía, corresponde a un robo cometido en el municipio de Amagá.

El operativo para dar con la captura de los 15 supuestos integrantes de la banda incluyó 14 allanamientos en los barrios Santa Cruz, Aures, Santo Domingo y Campo Valdés, de Medellín; así como el municipio de Vegachí.

Fuente: El Colombiano.

También podría gustarte