Renuncias Y Divisiones en el liberalismo y la U

300

Vientos de división y renuncias se dieron este miércoles al interior de los partidos Liberal y de la U como un rechazo a las directivas de esas colectividades.

Las dimisiones se dieron por el lado del Partido Liberal, en donde más de dos mil militantes, en especial un grupo de exministros, anunciaron que se van de la colectividad en rechazo a que el jefe del liberalismo, César Gaviria, en su más reciente decisión llevó a que el partido se declarara independiente más no en oposición frente al gobierno de Iván Duque, que era para ellos la opción más coherente que podía asumirse luego de perder las elecciones y no tener mayor identidad con el nuevo mandatario.

Entre los que han renunciado aparecen los exministros Juan Fernado Cristo, Guillermo Rivera, Yesid Reyes, Cecilia López, como también dirigentes como Ramiro Bejarano y Juan Sebastián Rozo.

En la carta enviada a Gaviria, los dimitentes señalan que “tenemos claro que en el estado anodino en que se encuentra el partido no hay espacio alguno para plantear nuestras posiciones y preferimos apartarnos de su institucionalidad para salir de manera libre e independiente a defender las verdaderas ideas liberales en todo el territorio nacional”.

Según expresaron los exministros del Interior, Cristo y Rivera, en los próximos días definirán si la opción que tomarán es crear un nuevo partido o si se acogen a alguna tendencia política.

EN LA U

De otra parte, en el Partido de la U, el llamado grupo de los disidentes, 15 congresistas entre senadores y representantes, le pidieron al presidente Iván Duque un contacto directo para definir un acuerdo programático en algunos temas en los que podrían acompañarlo.

Esta disidencia se dio luego de que la mayoría de los congresistas, 25, decidieron hace dos semanas declararse como partido de gobierno, es decir la U, que durante los 8 años pasados fue la base del gobierno de Juan Manuel Santos, ahora hace parte de la coalición de Iván Duque.

En una carta dirigida al presidente Duque, los senadores Roy Barreras, Armando Benedetti, Germán Hoyos Roosvelt Rodríguez y Ritter López, como también los representantes John Jairo Cárdenas, Norma Hurtado, Mónica Raigoza, Jorge Tamayo, Feber Muñoz, entre otros, le expresan que “las adhesiones ciegas y sin sustento programático suelen ser frágiles, deleznables y de corto vuelo. En lugar de proveer dinámicas virtuosas, se convierten en lastres burocráticos. El partido de la U reconoce sus reiteradas expresiones a favor de la implementación de la paz y la creación de un clima de reconciliación y unidad”.

El senador Roosvelt Rodríguez sostuvo que de acuerdo al estatuto de la oposición, este grupo de congresistas deberá acogerse a la objeción de conciencia al momento de votar los proyectos. La nueva normatividad obliga a que las bancadas que sean de gobierno tendrán que votar de forma conjunta.

Bogotá Colprensa.

También podría gustarte