‘No todos los cienagueros son corruptos’

381

Néstor Humberto Martínez, fiscal general de la Nación.

Tras las duras declaraciones del fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, al censurar el comportamiento ciudadano en Ciénaga que salió a respaldar al alcalde Edgardo ´El Nene´ Pérez cuando se procedía a su captura por los hechos en los que resultó involucrado con el Programa de Alimentación Escolar, PAE, numerosos profesionales cienagueros se han pronunciado pidiéndole al Jefe del ente acusador que no generalice, por cuanto en ´Ciénaga, no todos son corruptos´.

 

Una de las personas que dio su opinión y le dirigió una comunicación al fiscal Martínez fue el exsecretario de Educación Carlos Payares, quien dijo que ´En Ciénaga también vivimos gente decente, que deseamos la recuperación de los dineros públicos y la sanción ejemplar a quienes abusan de la función pública. Reconocemos el silencio de algunos sectores de la sociedad cienaguera, pero es también seguro, Señor Fiscal, que buena parte de la comunidad hace causa con el deber del manejo transparente de los bienes públicos y la protección social de sectores poblacionales más vulnerables. La luz que hay que encender todos los días es la defensa de la transparencia y la legalidad´.

No dudó en señalar que es apenas una parte como ocurre en toda la geografía nacional, de gente qyue contemporiza con prácticas indeseables en el manejo de la cosa pública y le pidió al Fiscal General que reconozca  que ´no todos los cienagueros somos corruptos´

TEXTO DE LA CARTA

Ciénaga, 20 de septiembre de 2018

Doctor:

NÉSTOR HUMBERTO MARTÍNEZ NEIRA

Fiscal General de la Nación

  1. S. D.

Señor Fiscal:

Es cierto que una inveterada corrupción en el Municipio de Ciénaga, Magdalena, ha dejado a varias generaciones sin esperanzas, sin caminos, sin destino. Sin embargo, no se trata simplemente de la vida truculenta de ciertos funcionarios o políticos, que de un día para otro repletan sus bolsillos con millones y millones de la plata pública, sino que se trata de una población entera, que sin merecerlo, se queda, a la larga, sin buenas escuelas, sin centros de salud, sin parques o canchas deportivas, sin seguridad y convivencia, sin servicios públicos, deteriorándose cada vez más su escasa calidad de vida.

Le manifestamos que muchos conciudadanos, ante el vergonzoso trance por el que atraviesa el Municipio de Ciénaga, la otrora tierra de la “sal de espuma”, nada nos cuesta ratificarnos en que la corrupción debe erradicarse, tanto de la función pública como de la actividad política, como medio inexorable para superar penosos indicadores del atraso y de un mal vivir por los que transitan varias generaciones y amplios sectores de la población.

En varias ocasiones Usted públicamente ha generalizado sobre el que los cienagueros hemos rodeado con manifestaciones de apoyo al Alcalde del Municipio de Ciénaga en su condición sub júdice por presuntos delitos cometidos en la contratación y ejecución del PAE-Ciénaga. Nadie mejor que Usted sabe, Señor Fiscal, que no hay colombiano que no declare estar en contra de la “Doña Corrupción”, en abstracto, pero también sabe Usted que no todos están en contra de los corruptos“de carne y hueso”. Eso ocurre, sin duda alguna, a lo largo y ancho de la Nación colombiana sin que tengamos que afirmar entonces que todos los colombianos somos corruptos o que apoyamos de mil maneras a los corruptos.

Lo que sí es cierto es que el dinero que se roban es, por regla general, dinero público. Dinero que es sagrado. Y, en este caso, un dinero que era para alimentar a los niños y niñas más pobres de las instituciones educativas oficiales, pero que en muchos lares, como Usted mismo lo ha señalado en declaraciones oficiales, ha sido desviado hacia los bolsillos de ciertos funcionarios y/o políticos descompuestos.

Por lo anterior, reclamamos de la Fiscalía General de la Nación, presidida por Usted, toda la seriedad y eficacia del caso. Que se permita, lógicamente, el debido proceso a los implicados, en especial el conocimiento claro de cargos y el derecho a la defensa sin obstrucción alguna. Esperamos que semejante atropello en contra de la sociedad, especialmente en contra de los niños y niñas más pobres del municipio, no pase desapercibido y que aparezcan los responsables. Sean quienes sean. Es el órgano que Usted preside y el poder judicial quienes tienen que presentar las pruebas para condenar o exonerar a quienes se sindican de enriquecerse con el dinero que tiene como finalidad alimentar a nuestros escolares.

En Ciénaga también vivimos gente decente, que deseamos la recuperación de los dineros públicos y la sanción ejemplar a quienes abusan de la función pública. Reconocemos el silencio de algunos sectores de la sociedad cienaguera, pero es también seguro, Señor Fiscal, que buena parte de la comunidad hace causa con el deber del manejo transparente de los bienes públicos y la protección social de sectores poblacionales más vulnerables. La luz que hay que encender todos los días es la defensa de la transparencia y la legalidad.

Finalmente solicitamos a su despacho que no generalice en su lucha contra la corrupción, sobre todo, en el caso del pueblo cienaguero, del cual, estamos seguros, solo una parte, como ocurre en toda la geografía nacional, contemporiza con prácticas indeseables en el manejo de la cosa pública. Manifieste su reconocimiento, Señor Fiscal, con caballerosidad y públicamente, que no todos los cienagueros somos corruptos.

De Usted con el respeto que amerita su importante cargo,

CARLOS PAYARES GONZÁLEZ

Ex Secretario de Educación de Ciénaga     

C.C. # 8314976

VERÓNICA MELÉNDEZ CHARRI

Antropóloga

C.C. # 39142783

 

También podría gustarte