Gremios denuncian ‘manos invisibles’ contra el destino

339

‘‘Las noticias matizadas en el Día Internacional del Turismo son un golpe duro para la ciudad y una perversidad con el destino’’, dijo el líder empresarial. Las playas de Santa Marta entre ellas El Rodadero o Playa Blanca acogen a cientos de turistas porque son encantadoras.

Los líderes empresariales exigen respeto y que se haga una rectificación de las mismas características mediáticas para que no se siga afectando la buena imagen del destino.

Directivos de los diferentes gremios productivos de la ciudad y del departamento coincidieron al manifestar que existen ‘manos invisibles’ que están creando una mala atmósfera sobre el destino justamente ad portas de la semana de receso escolar, en donde se reactiva el turismo.

Tal aseveración se da después de la emisión televisiva de una información donde se advierte de una contaminación en las playas de Santa Marta y el riesgo para los bañistas de contraer infecciones cutáneas, basado en una investigación de la Universidad de Cartagena elaborada hace siete años.

Según José Miguel Berdugo Oviedo, director ejecutivo de la Asociación de Empresarios del Magdalena (AEM), tal información no solo es errado sino que atentó contra uno de los sectores más claves del territorio: el turismo. Pero además precisó que lo sucedido no se ajusta a la verdad y hace muchísimo daño a Santa Marta en una época de pre temporada vacacional. 

El directivo gremial se unió al rechazo que también hizo la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco) capítulo Magdalena a través de su presidente Omar García Silva, quien a propósito de la polémica expresó coloquialmente que ‘‘unos resultados de laboratorio de colesterol o triglicéridos hechos hace siete años no pueden reflejar lo mismo en este año sobretodo si el paciente ha adoptado hábitos saludables en su alimentación y una rutina de ejercicios’’, recalcó.

Berdugo Oviedo, quien es neumólogo de profesión, se pronunció sobre la publicación hecha en el noticiero de Caracol televisión en donde se tituló que las playas de Santa Marta están contaminadas por sustancias cancerígenas y que producen malformaciones congénitas.

‘‘Desde la Asociación de Empresarios del Magdalena (AEM) rechazamos categóricamente las aseveraciones irresponsables y el título de la nota por las implicaciones y el gravísimo perjuicio que le produce a nuestra ciudad como destino turístico internacional, sobre todo por que el estudio al que hacen alusión se basa en el cargue del carbón con palas y utilizando barcazas lo cual fue superado hace varios años ya que los puertos de embarque de carbón hoy solo se hace por cargue directo y no se utilizan barcazas’’, enfatiza Berdugo.

Indica además que ‘‘Santa Marta como ciudad y el Magdalena cómo territorios turísticos exigimos respeto y que se haga una rectificación de las mismas características mediáticas y esperamos que esto no obedezca a otros intereses ya que se menciona un asunto jurídico que tiene un perfil noticioso diferente’’.

En cuanto al tema concreto, Berdugo recordó que la Universidad del Magdalena, Cotelco y Corpamag se unieron en el año 2015 para hacer el estudio de ‘Caracterización del contenido de minerales (carbón) en cinco playas del sector costero del distrito de Santa Marta’. Y en esa época se evaluó las playas de Los Cocos, El Rodadero, Playa Blanca, Don Jaca y Bello Horizonte coordinado por la Vicerrectoría de Extensión de la Universidad del Magdalena y dirigido por el investigador docente Bienvenido Marín Zambrana con soporte técnico de la multinacional SGS y la supervisión de Corpamag, Dimar y la Alcaldía de Santa Marta.

 ‘‘Los resultados obtenidos pusieron en evidencia que las concentraciones de carbón en las arenas de las playas estudiadas presentaban niveles muy bajos, pudiendo ser estos catalogados como trazas. Se pudo determinar que la coloración de las arenas de las playas del distrito de Santa Marta es causada por su composición mineralógico natural, conformada por minerales con tonalidades oscuras y claras, prevaleciendo estos últimos, siendo insignificante el aporte del carbón en dicha coloración’’.

Berdugo se pregunta a sí mismo cuál sería la intención de sobredimensionar los resultados al 80% y ¿será que en 100 gramos de agua hay 80 de carbón, o en la columna del agua o es en el sedimento? Se refieren a unas barcazas, cuáles son? ‘‘Estas noticias matizadas en el Día Internacional del Turismo son un golpe duro para la ciudad, es una perversidad con el destino’’, recalcó.

Las condiciones del medio natural de las playas del distrito de Santa Marta son aptas y propicias para el turismo de sol y playa, aunque se requiere mejorar otros aspectos de su funcionamiento integral para lograr una estadía agradable y segura de los turistas y visitantes a dichas playas.

FALENCIAS DEL ESTUDIO DE UNICARTAGENA

A continuación varios aspectos analizados por José Miguel Berdugo Oviedo que son falencias del estudio elaborado por la Universidad de Cartagena:

  1. El estudio se basa en muestras tomadas en el año 2011. Porqué se vienen a publicar los resultados hasta ahora? Cuál es la intención?
  2. El estudio toma muestras de sedimentos, y parte de la premisa de que los sedimentos tienen carbón. NO hacen una identificación de los minerales en los sedimentos, sino que SUPONEN que los sedimentos tienen carbón. CRASO error para un estudio científico que quiere evaluar la incidencia del carbón. Porqué omiten esto tan básico de analizar las muestras primero a ver si tienen carbón? Como sacan conclusiones asociadas al carbón si ni siquiera iniciaron estableciendo que había carbón?
  3. Los puntos de muestreo NO están cerca de las antiguas áreas de carbón de buques. Estás zonas de cargue de carbón de buques se ubicaban entre 5 y 8 km fuera de la costa, y los muestreos de las supuestas zonas de carbón fueron hechos a 40, 40 y 300 mts de la playa. Con qué argumento suponen que en sedimentos ubicados a 40, 50 o 300 metros de la playa van a encontrar carbón?
  4. El más importante error: le aplican disolventes orgánicos (hexano y diclorometano), es decir productos químicos, a temperaturas y presiones elevadas, a las muestras de sedimento, y con eso logran extraerle a los sedimentos todos los minerales, metales y compuestos que de forma natural no se liberan. Es decir, aplican condiciones extremas de laboratorio, con químicos, temperatura y presión que no ocurren de forma natural, y luego concluyen que los resultados obtenidos están ocurriendo en el ambiente marino natural. Esto es un error conceptual, que sorprende para investigadores de ese nivel.
  5. Lo anterior implica que si bien los sedimentos que existen en el fondo del mar pueden tener elementos y compuestos embebidos en su estructura, estos no se liberan de forma natural y por lo tanto no están presentes actualmente en el agua.
  6. Por supuesto, luego de haberle “forzado” a los sedimentos la extracción de minerales, metales y compuestos que ellos contienen, algunos de ellos peligrosos, se los aplican a seres vivos encontrando la afectación. Esto NO está pasando en el ambiente natural porque esos minerales, metales y compuestos NO se liberan de forma natural en el ambiente marino.
  7. Lo más sorprendente es que, sin haber establecido al inicio si los sedimentos contienen carbón (lo suponen simplemente porque los toman del mar de Santa Marta), todos los efectos negativos encontrados se los asignan al carbón. Aún si las muestras tuvieran carbón, cómo saben que los minerales, metales y compuestos no provienen de otros elementos que se encuentren en el sedimento? Al mar de Santa Marta le llegan, por los ríos, todo tipo de elementos tóxicos (pinturas, derrames de gasolina, neveras, pilas, baterías, etc).
  8. Es un estudio con muchas deficiencias científicas, que podrían considerarse básicas; queda la duda si todos son errores inocentes de los investigadores, o existe alguna otra razón para cometer estos significativos errores de método científico.

‘‘Yo estuve en la conferencia del profesor de la Universidad de Cartagena y fue muy interesante, el grueso de su disertación fue la contaminación que producen metales tóxicos como el mercurio, el arsénico y otros menos conocidos que se utilizan en la minería ilegal sobre todo el oro en la selva del Chocó, en el sur de Bolívar, Caquetá e inclusive Amazonas, la importancia de algunos núcleos urbanos y al final llegan a los grandes ríos como el Magdalena, con unos resultados graves en la desembocadura en Bocas de Cenizas, lo que no entiendo es por que algo que fue tocado tangencialmente en la conferencia se vuelve la noticia más relevante con un titular francamente desafortunado y agresivo que le hace mucho daño a la ciudad como destino turístico internacional’’, puntualizó José Miguel Berdugo.

También podría gustarte