‘Extraditables de La Picota me quería sacar y lo lograron’

323

El mayor Luis Francisco Perdomo, exdirector de la cárcel La Picota, reveló al culminar la audiencia de legalización de captura, que un grupo de internos extraditables fueron los que lo sacaron del cargo.

Tras culminar la diligencia en los juzgados de Paloquemao donde se legalizó su captura, el mayor Luis Fernando Perdomo exdirector de la cárcel La Picota le dijo a la W que su captura fue un montaje y que demostrará su inocencia.

 

El pasado 27 de septiembre Perdomo fue capturado por presuntamente exigirle a un interno $20 millones, de acuerdo a lo informado por la Fiscalía General de la Nación.

El exdirector también de la cárcel ´La Tramacúa´ de Valledupar manifestó que su captura se trató de un montaje y que por esa razón demostrará su inocencia en los estrados judiciales.

“Vamos a demostrar cómo, lamentablemente, algunas personas, especialmente unos internos extraditables, se confabularon para por debajear mi imagen (…) eso es lo que estaban buscando, que me sacaran de La Picota”, dijo Perdomo. Además, argumenta que esto se debe a que su gestión en el penal estaba orientada a combatir la corrupción y generar autoridad disciplinaria, pues “lamentablemente, ninguno lo había hecho”.

Así se refirió: “En este momento, están aplaudiendo porque tuvieron la posibilidad de buscar estrategias y artimañas para ridiculizarme (…) demostraré, con ayuda de los abogados y la mía propia, que todo esto fue un vil montaje”.

Además, La W conoció que Perdomo asegura que este supuesto montaje en su contra fue realizado por dos delincuentes y que, incluso, habría funcionarios de La Picota involucrados en ello.

“Por el hecho de (…) haberles puesto autoridad, gobernabilidad y control a los extraditables lamentablemente José Bayron Piedrahita Ceballos se está amangualando (…) fue la persona que me mandó a asesinar en Valledupar, indicó Perdomo.

Finalmente, en sus declaraciones el capturado director de La Picota pidió a los funcionarios del Inpec que no se desanimen y aclaró que no todos ellos son corruptos.

Cabe recordar que Perdomo, quien llevaba menos de tres meses en el cargo, fue capturado “en flagrancia”, según reveló el ente acusador en su cuenta de Twitter. Además, precisó que el funcionario “recibía el pago de una exigencia económica de 20 millones de pesos”.

Además, la información agrega que la Fiscalía tendría evidencia de que Perdomo ya había recibido otros 10 millones de pesos, aunque no se dieron detalles del preso que pagó el soborno ni de qué beneficios buscaba.

Por su parte, el Ministerio de Justicia se pronunció a través de un comunicado rechazando “cualquier acto de corrupción” y asegurando que colaborará con las autoridades para esclarecer “estos graves hechos”. Igualmente, la cartera de Justicia encargó de la dirección del complejo carcelario ubicado en el sur de Bogotá a Imelda López, quien ya había desempeñado el cargo en ocasiones anteriores.

APLAZAN AUDIENCIA

Su captura fue legalizada ante el juzgado 12 de Garantías donde la Fiscalaía le endilgó los delitos de enriquecimiento ilícito y concusión fueron los cargos endilgados al oficial.

Su captura fue legalizada ante el juzgado en donde la Fiscalía señaló que el mayor Perdomo habría recibido una suma de 30 millones de pesos de manos de un interno del mencionado penal.

Sin embargo, el próximo lunes se definirá la suerte jurídica del exdirector de la cárcel La Picota, mayor Luis Perdomo, luego de que la juez que adelantaba la audiencia decidió aplazar la diligencia. La suspensión radica en que no fue posible observar el video en el que se ve al funcionario recibir el dinero del soborno del que es acusado.

La solicitud de la prueba audiovisual fue solicitada por la defensa tras la imputación formal de cargos.

Durante la audiencia, la fiscal del caso sostuvo que Perdomo le habría exigido esa suma a José Bayron Piedrahíta Ceballos, un finquero de Caucasia (Antioquia), capturado hace un año con fines de extradición.

La representante del ente acusador describió que el 14 de septiembre pasado Perdomo se reunió en un restaurante de un centro comercial del occidente de Bogotá para dar lo que se llamó la cuota inicial del pago de los 30 millones de pesos.

 “En esa cita se realizó la entrega de 10 millones de pesos. El dinero era a cambio de que a Piedrahíta Ceballos se le permitiera el ingreso de familiares y amigos antes de que fuera enviado a Estados Unidos”, sostuvo la fiscal.

El segundo pago se realizó este jueves en el mismo local. Perdomo se comunicó con la persona encargada de llevar la millonaria suma. El encuentro se dio a las 12:54 del día. Los 20 millones de pesos fueron entregados dentro de un sobre manila de color amarillo.

Tras intercambiar algunas palabras, a la 1:04 de la tarde, agentes del CTI abordaron al oficial y le solicitaron una requisa encontrando en su bolsillo el paquete que contenía 400 billetes de 50.000 pesos.

 “Aprovechando su cargo, constriñe a un interno para que le dé una suma de dinero para que obtuviera un beneficio. Allí se configura el delito de concusión”, explicó ante el estrado la fiscal.

A comienzos de este mes, la Corte Suprema de Justicia avaló la extradición de Piedrahíta Ceballos. En el expediente que reposa en manos de las autoridades norteamericanas se indica que sus inicios en el mundo de las drogas comenzó sirviéndole al cartel de Cali, a quienes les vigilaba los laboratorios de procesamiento de cocaína.

Su detención fue el 29 de septiembre de 2017, es decir que cuando se cumplió un año exacto de su captura se produjo el arresto del mayor Perdomo.

El delito por el que la justicia de Estados Unidos requiere a Piedrahíta Ceballos está relacionado con un soborno a un agente de ese país para que modificara un expediente que lo incriminaba con actividades del narcotráfico.

La situación jurídica de Perdomo se complicó tras el anuncio de la Procuraduría, de investigar el supuesto cohecho del oficial a cargo de la penitenciaría ubicada en el sur de Bogotá. El propio Fernando Carrillo, jefe del ente disciplinario, informó de la apertura de expediente.

 “Vamos a abrir esa investigación para determinar quién está detrás de todo esto, porque estos son carteles enteros que controlan las grandes mafias de Colombia”, expuso  Carrillo.

A su salida del despacho judicial, Perdomo lanzó acusaciones en contra de Piedrahíta y otros extraditables recluidos en esa penitenciaría. “Eso es un montaje porque yo les quité la vagabundería, me acusan falsamente porque impuse autoridad y disciplina. Los internos están dolidos”, dijo mientras era trasladado hasta las instalaciones del antiguo edificio del DAS, lugar en el que será internado.

 

También podría gustarte