¿Saben cuánto ganan los colombianos?

La desigualdad de una sociedad tiene unos costos que con demasiada frecuencia se ignoran totalmente. La distancia en Colombia entre los pobres, los vulnerables y aun la clase media con los sectores ricos es tan grande, que aquellos que pertenecen al nivel más alto de ingresos no alcanzan a percibir cómo es la vida de quienes viven en condiciones precarias y que siguen siendo la mayoría del país. Los pobres, dentro de los cuales están aquellos indigentes que ni siquiera pueden tener la alimentación básica, son el 27% del país; si estos se suman a la categoría más numerosa aquí y en toda América Latina, los vulnerables, 40%, que son aquellos que apenas superaron la línea de pobreza, representan más de 2/3 de la población del país. A ese grupo debe agregarse la clase media baja que lucha por mantener el nivel de vida que ha logrado. 

Como la gran mayoría de quienes manejan un país profundamente estratificado como Colombia, pertenecen al sector privilegiado, el costo es el desconocimiento real de las consecuencias de políticas y decisiones que toman, que asumen los más pobres. Por esta razón es fundamental que precisamente el Estado y no solo la Academia, conozca las cifras que revelan esta penosa realidad colombiana. Gracias a la Encuesta nacional de presupuestos de los hogares del DANE del 2016-2017, es fácil corroborar las desigualdades que llevan a una manera distinta de desarrollar políticas públicas.

Cuántos colombianos saben, que un hogar, unidad de gasto con 2 personas en promedio como perceptores de ingreso, obtiene en promedio por su trabajo ingresos totales mensuales de $3,784,000 pesos para el caso de Bogotá, de $1,776.000 pesos en la región Caribe, de $2,059,000 pesos en la región Central, y de $ 1,951,000 pesos y $1,797,000 pesos para las regiones Oriental y Pacífica respectivamente. Se sabe, además, por ejemplo, que los deciles del 1 al 5, es decir el 50% de colombianos de menores ingresos, des ahorran, es decir gastan más de lo que reciben. Mientras que los hogares del 10% más rico ahorra mensualmente alrededor de 4 billones de pesos, o en otras palabras ingresan más de lo que gastan.

No existe conciencia especialmente en los sectores que formulan las políticas públicas, que se caracterizan no precisamente por pertenecer al grupo de pobres, de vulnerables, ni de clases medias bajas e inclusive de ingresos medios, que Colombia es una sociedad de ingresos muy bajos que tiene unos pocos muy ricos. Si esto se desconoce es fácil hacer reformas tributarias injustas, sesgadas y que al final fracasan. Prueba de lo anterior es que el ingreso del decil 9 de hogares de mayores ingresos, el anterior al más rico, es de $ 3, 560,000 pesos, pero el del decil 1, los más pobres es de $ 261,000 pesos.             

La conclusión más importante que se desprende de esta encuesta nacional de presupuestos de los hogares, es que los colombianos ganan muy poco aun los que se consideran entre los más ricos. Eso sí, el decil 10 es abierto y allí están los que reciben ingresos ligeramente superiores al anterior decil, hasta los 4 o 5 supermillonarios del país. Por ello, un viaje por la Colombia profunda, como se decía antes, debería ser un requisito para quienes toman decisiones en el Estado que afectan al total de la población colombiana.

La sorpresa con que se reciben estos datos en los exclusivos pero diminutos círculos de personas en este país, demuestra que erróneamente la situación privilegiada de unos pocos se toma como si fuera la de la mayoría de la sociedad colombiana. Uno de los problemas más serios que tienen los sectores fuera de estos círculos, no es solo la ignorancia que tienen los que mandan sobre las realidades nacionales, sino el desprecio que muchos sienten por la gran parte de Colombia que es pobre o vulnerable, 2/3 de su población.

*ExMinistra de Estado

También podría gustarte