‘La cárcel no es castigo para el asesino de mi hija’

No hay palabras que puedan describir lo que sufrió la pequeña Génesis aquella tarde del pasado viernes cuando fue raptada, ahorcada y después incinerada por Adolfo Arrieta García, ‘El Monstruo’ de Fundación.

Cada vez que se escucha el nombre de la menor, la población del Magdalena y del país se llena de tristeza e indignación y es que es difícil entender cómo alguien pudo hacer algo así. 

 

Para Yeimy Vizcaíno, madre de Génesis, la cárcel no es suficiente para el asesino. Entre el llanto, incertidumbre, preguntas y rabia, la mujer mira al cielo buscando respuestas, a la vez que le pide a Dios que el crimen no quede impune, exigiendo una justicia terrenal y también divina.

‘LA CÁRCEL NO ES SUFICIENTE’

Yeimy Vizcaíno, habló sobre el horrendo hecho, mencionó que no entiende qué pasó por la mente de ‘El Monstruo’ de Fundación, para que asesinara de esa forma a su inocente hija. “Nunca me imaginé que él me fuera hacer esto que me hizo. No tuve problemas con él; es que ni la voz le conocía muy bien. Yo siento que la cárcel no es el castigo, no sé, ni si le ponen 100 años (…) él no me va a quitar este dolor que tengo por mi hija”, expresó la mujer.

La ama de casa detalló que espera de las autoridades celeridad en el caso, que sigue ansiosa pero a la vez temerosa de los resultados de Medicina Legal, y también a la espera de los restos de la pequeña, que están siendo estudiados en Barranquilla. No hay palabras que puedan describir el vacío que dejó la niña.

 “Espero que las autoridades actúen. No hay palabras para este dolor grande que siento. No le hice nada, no lo conocía; por qué lo hizo, por qué se la llevó de esa forma. Debe pagar por lo que le hizo a mi niña”, dijo.

 ‘NIÑA ALEGRE  Y APASIONADA AL DEPORTE’

Los amiguitos, vecinos y allegados a Génesis, la recuerdan como una niña alegre, extrovertida y apasionada por el baile, además del deporte. “La recuerdo jugando a mitad de cuadra. Sonriente como siempre y con esas ganas de ser una profesional cuando grande. A ella le gustaba el deporte y el baile, se encaminaba por ahí”, contó entre lágrimas una vecina.

Así mismo se refirió a ella como “una pequeña respetuosa, siempre dada a las personas, sin malicia, carismática”.

 ‘UNA MUÑECA SIN VESTIR’

En el barrio El Porvenir de Fundación, la tragedia parece haber ocurrido ayer. Una muñeca imitación Barbie se quedará ahí, sin vestir, en las ruinas de la vivienda del asesino, la cual fue incinerada, en el mismo lugar donde Génesis la dejó después de ser brutalmente agredida.

Ese día, ese fatídico viernes, el nuevo ‘angelito’ de Fundación no almorzó. No tomó la bebida ni el alimento que le tenía preparado su tía; a la carrera en medio de sus tradicionales carcajadas salió con afán de la casa hacia la residencia de su familiar, que queda a unas cuadras del sitio del hecho.

 “La escucho correr. La veo sonriente y gritando con sus amiguitos. Es un dolor grande que solo el que pasa por estas situaciones entiende. Ese día ella iba para la casa de su tía, a almorzar y ese tipo le arrebató todo”, expresó un residente del sector.

También podría gustarte