Duro golpe al cartel del silbato en el municipio de Bello

El CTI destapó una presunta red de corrupción liderada por agentes de tránsito del municipio de Bello

 

Recibir sobornos, cambiar conceptos de multas, borrar anotaciones de tránsito y hasta filtrar información clasificada, son algunos de los presuntos actos de corrupción que motivaron un operativo sorpresa en la Secretaría de Movilidad de Bello.

En la mañana de este lunes, decenas de funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) Seccional Medellín se desplegaron en ese municipio del norte del Valle de Aburrá, con varias órdenes de captura contra agentes de tránsito de la localidad.

Raúl González Flechas, director Seccional de Fiscalías de Medellín, confirmó a El Colombiano que hasta el momento han sido capturados 13 servidores públicos implicados en eventos de corrupción, pero que la cifra puede aumentar, porque el operativo sigue en curso. “También estamos haciendo una inspección judicial en la Secretaría de Movilidad y las oficinas de Tránsito, buscando documentación relevante para la investigación”, precisó González.

De acuerdo con la información preliminar, el Grupo Anticorrupción del CTI, que persigue delitos relacionados con la Administración Pública, desarrolló una investigación durante más de un año, que incluyó seguimientos e interceptaciones telefónicas. La evidencia recopilada sugiere que los agentes recibían entre $50.000 y $100.000 para omitir o modificar las multas a los conductores que infringían la ley.

En algunos casos, los guardas, supuestamente, alertaban a los infractores sobre operativos que iba a realizar la Secretaría de Movilidad, dándoles tiempo de evadir las detenciones e inmovilizaciones de vehículos.

Los servidores públicos serán procesados por cargos de concierto para delinquir, revelación de secreto y cohecho, entre otros. Se espera que este martes sean presentados en la audiencia de control de garantías.

 

El Colombiano

También podría gustarte