Lloran las guitarras del vallenato por la muerte de Hugues Martínez

402

Su corazón dejó de latir y causó conmoción entre familiares, colegas y amigos que un día antes habían visto al músico caminar sonriente por el Centro Histórico de la ciudad, en el marco de la segunda versión del Festival de la Quinta, donde participan emprendedores culturales.

Martínez Sarmiento era considerado como el hombre bohemio del vallenato, por los invaluables aportes que hizo al género desde los años 50, cuando predominaba la interpretación de la guitarra. “Era una gran persona, un tipo jovial, callado, muy conocedor de la música”, recordó con tristeza el historiador Iván Gil Molina.

 

Por más de 60 años dominó las cuerdas, a través de las agrupaciones musicales de Tomás Alfonso ‘Poncho’ Zuleta, Jorge Oñate y la Dinastía López. Conformó el trío Malanga con Moncaleano y El Kuinki Molina; además, integró el ‘Cuarteto Colombia’, donde también interpretó algunos pasillos y bambucos; y se consolidó en el grupo ‘Bovea y sus Vallenatos’.

“Hugues era uno de los mejores guitarristas acompañantes de la música vallenata. Despuntó en el Magdalena grande en los años 60, surgió al lado de Alberto Fernández”, dijo en su momento el periodista e historiador Rafael Oñate Rivero.

El guitarrista nació en Atánquez, un corregimiento ubicado al norte de Valledupar. Era compadre del compositor Gustavo Gutiérrez y primo del desaparecido maestro Rafael Escalona, a quien inspiró la canción ‘El pirata del Loperena’, que generaciones más recientes escucharon en voz de Carlos Vives.

Martínez Sarmiento hizo parte de la primera generación que estuvo en Bogotá promocionando el vallenato, junto a Pablo López, Esteban Salas, Víctor Soto y Pedro García. En 1954 estuvo en la inauguración de la televisión Colombia por una invitación del general Gustavo Rojas Pinilla.

En febrero fue homenajeado en Bogotá. “Martínez es cabeza de una dinastía, porque entre sus hijos están Hugues Manuel, guitarrista acompañante de Peter Manjarrés, así mismo, el músico y productor Chabuco”, destacó Rafael Oñate Rivero.

Su cuerpo permanece en cámara ardiente en la Funeraria La Esperanza de Valledupar y será sepultado este martes.

Valledupar Colprensa

También podría gustarte