Murió el humorista Enrique Colavizza

Alegre, elegante y siempre irreverente se le vio a Enrique Colavizza en las pantallas de los hogares colombianos haciendo parte del elenco de Sábados Felices.

 

A los 80 años de edad, murió ayer en la ciudad de Cali el humorista Enrique Colavizza, recordado por su participación durante 37 años en el programa ‘sábados felices’, del cual se retiró en el año 2013 por motivos de salud.

Desde entonces, Colavizza, quien también era llamado ‘El caballero de la sonrisa’, vivió en la capital del Valle del Cauca, ciudad donde nació el 7 de febrero de 1938 y donde en los últimos días se encontraba hospitalizado en la clínica Imbanaco.

Hijo de Pietro Colavizza e Isabel Spataro, fue el mayor de cinco hermanos, y vivió esta última etapa en su casa de Cali en compañía de su esposa Alba Lucía, siempre con la alegría, humildad y buen sentido del humor que lo caracterizaba, tanto en la pantalla como en su vida íntima.

Alegre, elegante y siempre irreverente se le vio en las pantallas de los hogares colombianos haciendo parte del elenco de Sábados Felices durante 37 años.

En el año 2013, debido a dificultades con su salud, tuvo que despedirse del que fue su segundo hogar y en donde hizo reír a carcajadas a múltiples generaciones de Colombia.

Hoy no solo lo lloran en su barrio La Flora, en Cali, también lo hacen todos los seguidores de su carrera. Don Enrique deja viuda a su esposa Alba Lucía y huérfanos de padre a sus cuatro hijos.

Sin embargo, después de su partida, es preciso recordarlo como el gran hombre que fue.

Un humorista profesional que inspiró a los nuevos talentos que lo sucedieron, que además encontraron en su guía a un hombre con la sonrisa a flor de piel, con el sentido del humor afilado y listo para sorprender en cualquier momento.

El Caballero de la Sonrisa vivió su vida sin arrepentimientos, siguió el ejemplo de su padre, quien quiso alejarlo de la delincuencia y lo alentó a dedicarse a una tarea noble.  ¿Qué otro oficio más generoso que dedicarle su tiempo a la gente para hacerla feliz y permitirle olvidarse de sus problemas?

Con ese pensamiento fue que ingresó al equipo de trabajo de Sábados Felices, gracias a la ayuda de su amigo abogado William Jiménez.

Como dato curioso, Don Enrique fue presentador del programa durante ocho meses hasta que tomó su lugar Jota Mario Valencia, quien fue el que le otorgó su memorable apodo.

Colavizza entabló amistad con recordados humoristas como Jaime ‘El Flaco’ Agudelo y Carlos ‘El Mocho’ Sánchez, quienes ya fallecieron también. De igual manera siempre llevó en sus recuerdos y su corazón a sus demás amigos y colegas como: Hugo Patiño, La Gorda Fabiola, El Hombre Caimán, Norberto López y cada uno de los otros compañeros con los que departió.

 

También podría gustarte