Comunidad no aprobó la construcción de terraplén

El alcalde municipal Holmes Echeverría escuchó a la población que estuvo presente en la reunión.

En el corregimiento de Guacamayal, municipio de la Zona Bananera se llevó a cabo una reunión para determinar si se continuaba o no con la construcción de un terraplén para mitigar los estragos del invierno durante la temporada de lluvias a lo que la comunidad dijo definitivamente no estar de acuerdo.

 

A la reunión asistió el alcalde municipal Holmes Echeverría, funcionarios de la empresa Fenoco quienes eran los encargados de la construcción,  el Personero Municipal; la secretaria de gobierno Iraema Arévalo; el concejal Jonnis Navarro y comunidad en general.

Esta socialización se llevó a cabo luego de que la comunidad protestara por la construcción de un terraplén, del cual tenían muchas dudas y especulaban que se estaba realizando para dar inicio a la construcción de una segunda línea férrea lo cual fue desmentido por funcionarios  de la empresa Fenoco, quienes argumentaron que dicha obra era solo de carácter social para mitigar los estragos del invierno cuando lleguen las lluvias.

“Miramos con la comunidad  que realmente no era conveniente la construcción en ese punto por el peligro que representaba, para la misma gente cuando había inundación, ellos se colocan en esa parte cuando hay lluvias junto a sus enseres, pero si hay inundación y el tren pasa por ahí, se corre el riesgo que se descarrile el tren ocasionado una tragedia, la comunidad tenía razón en cuanto a lo que se estaba pidiendo entonces se determinó que no se iba a construir”, manifestó el acalde municipal Holmes Echeverría en diálogo para HOY DIARIO DEL MAGDALENA.

Seguidamente el Mandatario Local dijo qué: “La verdad esto si representa un peligro para las comunidades, entonces con este tipo de reuniones se trata de escuchar a la población, escuchar todos los puntos de vista y mirar si tiene la razón o no, en este caso se determinó que si tenían la razón y que no debíamos utilizar ese terraplén para que ellos subieran sus enseres y sus cosas”.

Es de recordar que la empresa Fenoco explicó que no se iba a realizar una doble vía férrea sino un terraplén, que ayudara a los habitantes en caso de una inundación a salvaguardar sus enseres ya que en anteriores ocasiones muchas familias lo hacían sobre la línea férrea. Esta explicación no convenció a los asistentes que en todo momento mostraron la oposición de los trabajos que vienen realizando.

PRIMERA REUNIÓN

Anteriormente se llevó a cabo una primera reunión frente al lugar donde se adelantaban las obras, donde se hizo el llamado a las autoridades municipales para definir la situación que beneficie a ambas partes.

Esta se llevó a cabo porque el plan de construcción nacional de la segunda vía férrea se da en distintos municipios del departamento y de la región donde por parte de los habitantes adyacentes a esta muestran siempre su inconformidad debido al choque de convivencia que existe entre las máquinas de hierro y la ciudadanía.

También podría gustarte