Con carta al Senado reaparecieron jefes de las Farc

281

Márquez y ‘El Paisa’, afirman que ven en la Fiscalía “una fábrica de mentiras para empapelar judicialmente a mucha gente, y en el caso que nos ocupa, a los principales negociadores de paz de la guerrilla”

 

Los jefes de las Farc que se habían reincorporado y que desde hace varios meses no se sabe de su paradero, Iván Márquez y Óscar Montero, conocido como ‘El Paisa’, reaparecieron en las últimas horas con una carta que enviaron a la Comisión de Paz del Senado, la cual en días pasado intentó contactarlos.

La carta, que es pública, tiene poco más de tres hojas, en las cuales hacen un recordéis de cómo ha sido el proceso de paz y los compromisos que del mismo se desprendieron. Aseveran que las modificaciones que se han hecho al acuerdo de La Habana lo convierten en “un horroroso Frankenstein. Personajes que nunca fueron ungidos con el honor de ser plenipotenciarios de las partes, se dieron a la tarea de meterle mano para dañar lo construido con tanto esfuerzo y amor. Sucedió después de la entrega de las armas. Eso es perfidia, trampa y conejo. Mal hecho”.

Márquez y ‘El Paisa’, plantean que ven en la Fiscalía “una fábrica de mentiras para empapelar judicialmente a mucha gente, y en el caso que nos ocupa, a los principales negociadores de paz de la guerrilla, llegando hasta el asombro de elevar en el rollo de su montaje, la tentativa y el pensamiento mismo a la categoría de delito para justificar la extradición, buscando desesperadamente hundir sin remedio el anhelo colectivo de paz”.

Estiman que esa acción de la Fiscalía sólo lleva a la  perfidia y la trampa, “no se puede traicionar la paz de esa manera. Los acuerdos, que fueron firmados solemnemente, son para cumplirlos. ¿En qué otra parte del mundo ha ocurrido algo semejante?”.

Respecto al expresidente Juan Manuel Santos, señalaron que “el ex   Presidente y Nobel de Paz, Juan Manuel Santos, no   tuvo  ni   el   valor  ni   la  convicción  de  hacer uso  de las  facultades  que  le otorgaba  la Constitución  para salvar  el   proceso.  Prefirió  no cruzar  el   Rubicón por temor a   la   jauría”.

También podría gustarte