Procuraduría anuncia que se revoca la venta de Cafesalud

289

Las constantes quejas y el mal servicio a los usuarios fueron también el detonante para cuestionar la operación de Medimás.

El Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, anunció ayer que por medio de la Agente Especial Liquidadora de Saludcoop EPS, Ángela María Echeverri, fue informado de la decisión de revocar la venta de Cafesalud EPS, hoy Medimás EPS.

 

De acuerdo con el Ministerio Público, la determinación se da ante los reiterados incumplimientos de los compradores, los cuales fueron denunciados en repetidas ocasiones por la Procuraduría.

 “Hoy la liquidadora de SaludCoop y la junta directiva de Cafesalud acogieron la petición de la Procuraduría General de la Nación de revocatoria de la venta y terminación de contrato que trasladó las acciones al Consorcio PrestaSalud y de los contratos de arrendamiento de las clínicas a través de la cuales Esimed opera como red Medimas EPS”, dijo el jefe del Ministerio Público.

El procurador agregó que la decisión está condicionada a que la Superintendencia Nacional de Salud adopte las medidas, para garantizar la atención a los más de cuatro millones de afiliados con que cuenta Medimás EPS.

“Está de por medio la garantía del derecho a la salud de más de cuatro millones de colombianos. Para ello, la Superintendencia Nacional de Salud adoptará un plan de contingencia gradual, para que los 29 departamentos de Colombia donde tiene presencia esta EPS se garantice la cobertura permanente, en la atención de los usuarios”, dijo el Procurador.

Del mismo modo, añadió que desde el Ministerio Público, los más de 84 procuradores regionales y demás delegados ubicados en el territorio nacional, llevarán a cabo la ‘Gran Toma Por la Salud’ de los colombianos, que no es otra cosa que vigilar la continuidad de la prestación de los servicios.

Además de esta iniciativa, el procurador anunció que para este jueves convocó al Ministro de Salud y al Superintendente Nacional de Salud, así como a las empresas promotoras de salud, para una mesa de trabajo en la que puedan establecer cómo se llevará a cabo la transición.

“Medimás tiene la obligación de dar continuidad a los servicios y garantizar la atención de todos los usuarios durante la transición de los afiliados a otras EPS. No puede haber interrupción de la atención de salud”, advirtió el jefe del ente de control.

Por otro lado, Carrillo Flórez advirtió que la historia crítica de la salud en Colombia no viene ocurriendo desde hace poco, pues como bien lo mencionó, tal determinación fue tomada luego de múltiples llamados hechos por el Ministerio Público.

En ese sentido, advirtió que desde la Procuraduría evidenciaron que uno de los incumplimientos que más le preocupa tiene que ver con el cierre de ocho clínicas de las 19 que integra Esimed. Además de ello, evidenciaron la falta de pago de los cánones de arrendamiento, deuda que asciende a más de 32.000 millones de pesos, así como a la falta de condiciones para la debida atención de los usuarios.

El Procurador añadió que “en relación con el cronograma de pagos de Cafesalud, que fue suscrito en julio y agosto de 2017, los compradores se encuentran en mora de más de 90 días, habiendo hecho un último pago parcial en el mes de junio, pero con una deuda de más de 74.000 millones de pesos, sin incluir intereses de mora”.

Carrillo Flórez dijo que en relación con el contrato de compraventa de las acciones de Esimed, no han registrado un solo pago por este concepto, por lo que a la fecha la deuda total asciende a 17.500 millones de pesos, más intereses de mora, obligaciones que harán exigibles mediante las garantías que soportaban los pagos.

En ese caso, el jefe del ente de control anunció que los incumplimientos desde el punto de vista económico ascienden a más de 125.000 millones de pesos, sin contar intereses.

Por su parte, Ángela María Echeverri anunció que “la decisión que tomamos la hacemos de manera responsable, teniendo presente la vida y la salud de las personas. Uno puede dar plazo para pagar los abonos, lo créditos, pero lo que ha ocurrido en estos últimos días, donde nos han cerrado ocho clínicas, nos llevan a tomar esta decisión”.

Echeverri anunció que le queda la “tranquilidad moral” de haberles dado facilidades para que cumplieran, no sólo con los plazos, sino también con el mejoramiento y prestación de servicio de salud.

Por último, agregó que una vez empezó a funcionar la EPS desde hace un año, esta empezó con cero pasivos. “Dimos una EPS nueva con todas la comodidades de prestar el mejor servicio. Dimos una EPS libre que estaba destinada a prestar los servicios represados que tenían los usuarios”, concluyó Ángela María Echeverri.

BOGOTÁ COLPRENSA

También podría gustarte