Las burlas de Trump atizan las tensiones en el caso Kavanaugh

Las burlas del presidente estadounidense Donald Trump, quien ridiculizó a la mujer que acusó al candidato a la Corte Suprema Brett Kavanaugh de agresión sexual, atizaron el miércoles las tensiones sobre un caso que tiene en vilo a Estados Unidos. 

Dos senadores republicanos, de los tres cuyos votos son cruciales para la aprobación de Kavanaugh en el Senado, expresaron su rechazo a la ridiculización de Trump de Christine Blasey Ford durante un acto político en Misisipí.

 

“No hay momento ni lugar para comentarios como ese”, dijo a NBC Jeff Flake. “Discutir algo tan delicado en un mitin no es correcto. Desearía que no lo hubiera hecho. Es bastante espantoso”. 

La senadora Susan Collins dijo en tanto que las palabras de Trump “estuvieron lisa y llanamente mal”. 

El discurso de Trump generó nuevas dudas sobre el destino de Kavanaugh, mientras el Buró Federal de Investigaciones (FBI) revisa las acusaciones de tres mujeres que afirman que el actual juez de apelaciones bebía mucho y abusó sexualmente de mujeres cuando era un estudiante de secundaria en los años 1980.

El FBI tiene hasta el viernes para revisar las acusaciones, presionado por los republicanos del Senado y la Casa Blanca, que apuntan a Kavanaugh para inclinar hacia el lado conservador los fallos de la Corte Suprema, una institución clave en la sociedad estadounidense.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, exigió una votación final de la nominación “esta semana”. “Es hora de dejar atrás este espectáculo vergonzoso”, dijo.

WASHINGTON, AFP

También podría gustarte