“Disidentes de las Farc son los responsables de la motobomba de corinto’’: Policía

En esta semana ya son tres hechos judiciales que trastocaron la tranquilidad de estos habitantes, quienes abrazaron con mucha alegría el fin de proceso de paz con las Farc en años anteriores, pero que ahora no saben quiénes están detrás de estos actos violentos.

Además, y desde el pasado 7 de agosto, cuando Iván Duque asumía como presidente de la República, en este municipio son ya tres ‘motobombas’ accionadas contra la fuerza pública en pleno casco urbano. Este miércoles accionaron la última contra los integrantes del único cuadrante de la Policía que opera en la zona.

“Ahora el miedo es mucho más intenso porque no sabemos quiénes son los que están poniendo las bombas, antes se sabía que estaban las Farc, pero en estos momentos hay muchos grupos que están en la zona y no sabemos qué es lo que quieren, entonces uno como comerciante evalúa la posibilidad de retirarse e irse a otro lado porque todos los días hay rumores de que van atentar contra la policía, que quien no colabora, paga muy alto desobedecer esa orden”, relata una comerciante de esta localidad quien prefiere omitir su identidad.

Ese miedo no lo ocultan las autoridades civiles, quienes informan que deben permanecer con esquemas de seguridad para adelantar sus labores de velar por el bienestar de las comunidades, en el lugar donde estén asentadas. Como el caso del personero municipal, Víctor Salas, uno de los afectados por la detonación de la ‘motobomba’ del miércoles.

“En Corinto hay presencia de varios grupos armados, acá tenemos a los disidentes del sexto frente de las Farc, de integrantes de la guerrilla del Eln y una facción armada que se autodenomina EPL. Todos están directa o indirectamente relacionados con el narcotráfico y con intereses particulares. Es decir que no sabemos de dónde pueden venir los atentados, incluso, el solo hecho de informar a los medios de esta realidad, es suficiente para que a uno lo declaren objetivo miliar”, comenta Víctor Salas, quien ya cumple once años al frente del Ministerio Público en este municipio.

De hecho, y tras la detonación de la ‘motobomba’, se rumoró que el ataque iba dirigido contra este funcionario, ya que dicho vehículo fue ubicado frente a su casa. Él salió aturdido por la onda expansiva, al igual que un profesor y otros jóvenes de este sector céntrico de Corinto.

“Es cruel que hagan esta clase atentados porque esa ‘motobomba’ la pusieron en el momento en que salían unos estudiantes de la nocturna, cuando la gente llegaba de trabajar… es que pasamos un día muy duro porque en la tarde cayó un vendaval, que obligó a la suspensión de la energía, es decir, cuando pasó lo del ataque, estábamos a oscuras y en medio de la penumbra, nos tocó irnos para el hospital”, agrega Salas. 

 

Grupos armados y narcotráfico

Pero existe alguna explicación para esta clase de hechos. Una de las respuestas está en el descontrol que se dio tras la salida de este territorio del Sexto Frente de la entonces guerrilla de las Farc.

“Ahora quedaron los disidentes, quienes persisten en la lucha armada y que anunciaron que retoman las banderas de las Farc, pero a esta zona llegaron desde Norte de Santander ‘Los Pelusos’, una facción del EPL que se no desmovilizó y que se disputa esta zona con otros grupos como el ELN, guerrilla que también busca dominar municipios como Corinto, Caloto, Toribío por los amplios cultivos ilícitos que hay en la región”, explican integrantes del área de inteligencia del Ejército.

Para funcionarios de la Sijín de la Policía que laboran este municipio, cuando se realizan esta clase de actividades, “los grupos armados buscan enviar un mensaje de que ellos están activos y tienen la capacidad militar suficiente para atentar contra la fuerza pública”.

De ahí que, en la mañana de este jueves, el comandante de la Policía en el Cauca, coronel Fabio Roja atribuya a los disidentes de las Farc la responsabilidad de este ataque, el cual dejó pérdidas materiales que ascienden a los diez millones de pesos, representados en ventanales y techos averiados.

Ahora, entonces, se espera que la capacidad operativa e investigativa de la fuerza pública contrarreste estas estructuras y eviten se presenten hechos de esta naturaleza.

 

Corinto-Cauca Colprensa

También podría gustarte