Senado de EE.UU. se encamina a confirmar val candidato ‘violador’

272

El Senado de Estados Unidos parece encaminado a confirmar al candidato del presidente Donald Trump a la Corte Suprema, luego de que la mayoría republicana aseguró que una nueva investigación del FBI lo exime de las acusaciones de agresión sexual en su contra.

La oposición demócrata consideró sin embargo la pesquisa “incompleta” y “limitada” por una Casa Blanca decidida a lograr el nombramiento de por vida de Brett Kavanaugh, un juez conservador de 53 años.

 

La confirmación de Kavanaugh, acusado por una académica de California, Christine Blasey Ford, de intentar violarla en una fiesta en 1982 cuando ambos eran estudiantes de secundaria, se produce en medio de una atmósfera de fuerte polarización política.

Mientras en el Capitolio avanzaba el proceso de confirmación, miles de personas se manifestaban contra Kavanaugh en las calles de Washington, donde varias organizaciones feministas y de defensa de los derechos civiles llamaron a una jornada de protestas con la esperanza de convencer a los republicanos de no aprobar la nominación.

“El juez Kavanaugh debería ser confirmado el sábado”, declaró en rueda de prensa el senador republicano Chuck Grassley, presidente de la comisión judicial de la Cámara alta.

“Con suerte, estamos a 48 horas de tener una nueva persona en la Corte Suprema”, agregó, luego de afirmar más temprano en un comunicado que la investigación del FBI “no encontró indicios de mala conducta” del magistrado.

A pedido de la oposición demócrata y del senador republicano Jeff Flake, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) realizó una pesquisa desde el viernes pasado sobre las denuncias de Blasey Ford, cuyo conmovedor testimonio hace una semana fue seguido por millones de personas en directo por televisión.

Los republicanos que controlan el Congreso y la Casa Blanca apuntan a Kavanaugh para inclinar en las próximas décadas hacia el lado conservador los fallos de la Corte Suprema, una institución que regula asuntos sensibles en la sociedad estadounidense.

WASHINGTON, AFP

También podría gustarte