Cada día en Colombia 64 menores son víctimas de ataques y violencia sexual

Las cifras de violencia sexual en contra de los menores de edad va en aumento de acuerdo con el más reciente reporte del Instituto de Medicina Legal, que advierte que en los primeros ocho meses de este año, 15.408 han sido víctimas de este delito. En el mismo periodo del año pasado, hubo 2.207 casos menos, según los registros de la entidad, lo que significa un aumento del 17 %.

Eso significa que en los primeros ocho meses del año, cada hora eran abusados, en promedio, dos menores. Mayo, con 2.110 denuncias, es el mes en el que más casos se presentaron este año, mientras que junio, con 1.831, es el de menos reportes.

 

Para Carlos Eduardo Valdés, director de la entidad, “la situación de violencia sexual hacia los menores de edad es crítica. La preocupación es grande en el sentido de que los principales agresores son personas conocidas. Del 96 % de los agresores, el 47% son familiares”.

Esta ha sido la constante en los informes emitidos sobre violencia sexual en el país. Los abusadores son personas cercanas a los niños y niñas que son abusados.

Sin ir más lejos, la Fiscalía de Norte de Santander reportó este miércoles que detuvo a J. L. Escalante, señalado del delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años, quien fue detenido y puesto a disposición de un juez.

“El hoy asegurado, conocido de la familia de la víctima, habría aprovechado la confianza que depositaron en él para abusar sexualmente de un menor de 9 años, al cual también habría amenazado para que guardara silencio”, dice un comunicado de la entidad.

Al respecto, el médico siquiatra de la Universidad Nacional, Hernán Cubillos, dice que lo primordial en este caso es creerle al menor que denuncia que ha sido víctima de estos hechos.

 “La visión común de la persona abusadora es aquella que está en los callejones, que es alguien desconocido y la gente nunca cree que en su núcleo familiar pueda ocurrir esto. De hecho, no creen que eso ocurra con personas que enseñan comportamientos amigables o cariñosos”, sostiene el profesional.

EN LAS REGIONES

Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca concentran el 38% de los casos. Entre las tres suman 5.812. Sin embargo, la senadora Aydé Lizarazo (MIRA) sostiene que pueden llegar a ser más casos que los entregados en el reporte de la entidad, toda vez que argumenta que hay personas que no se atreven a denunciar.

“Sumado a eso, hay que tener en cuenta que hay casos de explotación sexual, proxenetas, prostitución infantil. Tenemos que hacer un llamado unificar todas las instituciones alrededor de la defensa de los derechos de los niños”, indicó.

Sobre el tema de prostitución infantil, este martes la vicepresidenta Martha Lucía Ramírez anunció una lucha frontal contra este flagelo, que ha marcado a muchos menores y que ha sido un elemento negativo en algunas ciudades.

“Vamos a acabar con la prostitución infantil en Cartagena, queremos más turismo en Cartagena, pero no más turistas que vengan a desarrollar acá esa actividad aberrante de la prostitución infantil. Hemos acordado con el alcalde que buscaremos el acompañamiento de la Fiscalía, de la Contraloría, Procuraduría”, dijo la vicepresidenta.

El tema, además, abordó de nuevo el debate sobre la posibilidad del aumento de penas para personas que cometan estos delitos contra niños, niñas y adolescentes. En palabras de Ramírez, desde el Gobierno están estructurando la construcción del proyecto de ley que propone la cadena perpetua para violadores de niños, con el objetivo de proteger a los menores.

El tema surgió a raíz de la niña de nueve años asesinada en Fundación (Magdalena). Aunque en Medicina Legal adelantan los estudios científicos al cadáver, no descartan que antes de su asesinato haya sido víctima de vejámenes por parte de Adolfo Enrique Arrieta, hombre señalado por las autoridades del crimen.

Para Lizarazo, sin embargo, el tema no debe pasar por el aumento de penas hasta la cadena perpetua o la castración química. “Ya tenemos una cantidad de leyes, incluso hemos avanzado en ello. Acá lo que tenemos que hacer es ir más hacia la prevención, a la persecución del delito y a la protección de las víctimas”, explicó.

También podría gustarte