Una sola cabeza en la justicia

Es innegable que la justicia en Colombia pasa por uno de sus peores momentos y se requiere implementar estrategias de cambio para recobrar la seguridad en el sistema judicial.

Haciendo la salvedad de mantener la independencia y autonomía que logró la Rama Judicial con la Constitución del 91, no es loco pensar en transformar la organización de la justicia con una sola corte, con magistrados doctos que unifiquen jurisprudencia.

Un sistema judicial con una sola corte acabaría con los llamados “choques de trenes”, daría seguridad jurídica e incluso reduciría el alto número de tutelas que son presentadas contra sentencias judiciales. Esta propuesta puede estar acompañada de iniciativas que permitan optimizar los recursos de la Rama Judicial, ubicando a los servidores judiciales en los cargos que más se requieren, pues los magistrados de altas cortes le cuestan al país más de 50 mil millones de pesos al año.

Crear una sola corte de cierre no implicaría acabar con las especialidades de las diferentes jurisdicciones, las altas corporaciones actuales podrían pasar a ser salas de esa “súper corte” o tribunales, en todo caso con una sola cabeza visible en el sector judicial.

Muchos países poseen un sistema judicial con una corte de cierre con resultados exitosos. Gran Bretaña, Canadá, Argentina, Chile, Dinamarca, entre otros, son naciones que cuentan con un tribunal de cierre.

Por supuesto que los problemas de la justicia que afectan al ciudadano no se resolverán con la transformación de la organización de la Rama, esos tienen que ser tratados en otras iniciativas legislativas, pero hay que empezar por darle orden a la cabeza para continuar con los demás cambios estructurales que se requieren.

*ExMagistrado

También podría gustarte