400 voluntarios pintaron 45   casas en el Centro Histórico

273

Casonas viejas de la calle 18 lucen renovadas gracias a la intervención con pintura que se realizó el día sábado en el marco de la campaña ‘El patrimonio se cuida’. /MONTINER ALVIS.

Según los expertos en psicología los colores no solo influyen en los estados de ánimo de los seres humanos sino que aportan a la renovación urbana mejorando los entornos y llenando de luz aquellos sitios abandonados o lúgubres.

 

Con el propósito de aportar a la transformación del centro histórico a través de los colores, cerca de 400 voluntarios se unieron a la campaña ‘El patrimonio se cuida’ y contribuyeron a embellecer las fachadas de 45 edificaciones emblemáticas.

Tal como estaba previsto, las personas voluntarias se dieron cita en la plaza de La Catedral el día sábado por invitación de la Corporación Santa Marta Vital. En este sitio emblemático recibieron el instructivo, las pinturas, brochas, espátulas, lijas y todos los insumos necesarios para desarrollar la actividad.

La intervención de las edificaciones inició en la calle Santo Domingo (16) entre la carrera cuarta y la tercera (Callejón del Correo) en donde se instalaron varios andamios con sus respectivas medidas de precaución y de seguridad para labores en altura.

Lo del día sábado fue una verdadera fiesta del color en donde predominó el amarillo ocre, verde espiga, blanco, naranja y azul bronce. Algunas fachadas ya habían sido intervenidas previamente con espátulas y se les aplicó una capa de blanco como base. Los colores seleccionados obedecieron a una propuesta de los expertos de la fundación Orbis Pintuco que elaboraron una paleta cromática concertada con los propietarios de las viviendas.

Según Rosa Lacouture, presidente de la Corporación Santa Marta Vital, lo más importante de la actividad fue la cohesión del tejido humano ya que los 400 voluntarios se pusieron literalmente la camiseta por el centro histórico y lo dejaron como una tacita de plata.

Destacó además el apoyo de la administración distrital a través de la Secretaría de Planeación, el Instituto de Turismo y la Secretaría de Movilidad que ayudó con el cerramiento de la Avenida Hernández Pardo (4) a la altura de la calle San Antonio (20).

‘‘Es importante agradecer el apoyo del gremio Camacol que nos colaboró a través de sus empresas asociadas con el personal capacitado en labores de altura y que utilizaron andamios, arnés de seguridad y equipos especiales para desarrollar la labor de manera exitosa. Además a la compañía Drummond Ltd y otras que aportaron los refrigerios a todos los participantes’’, recalcó Lacouture.

En un recorrido que hizo este medio informativo se pudo constatar el interés genuino de muchas personas que se desvelan en su empeño por recuperar y preservar el centro histórico de Santa Marta entre ellos el diputado Luis Eduardo Vives Lacouture, el edil Mario Quintero Santos, la arquitecta restauradora Pastora Murillo, la organización Explora que dirige el joven emprendedor Cristian Robles y el francés Thierry Desgans.

TRANSFORMACIÓN POSITIVA

Es válido mencionar que la campaña ‘El patrimonio se cuida’ se enmarca dentro del proyecto ‘Vive por tu centro’ que lidera Santa Marta Vital en alianza con la fundación Orbis Pintuco que ha generado procesos de transformación positiva en zonas urbanas como La Candelaria en Bogotá, entre otras ciudades del país.

Según los expertos en psicología los colores no solo influyen en los estados de ánimo de los seres humanos sino que aportan a la renovación urbana mejorando los entornos y llenando de luz aquellos sitios abandonados o lúgubres. Todo ello también contribuye al goce estético de los samarios, residentes y turistas que ya pueden disfrutar caminando las calles céntricas contemplando la arquitectura patrimonial de las casonas que lucen coloridas.

También podría gustarte