Colombia no caerá en “tentación” de cerrar frontera con Venezuela

282

El alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi, exaltó el proceso de regulación de migrantes venezolanos que se adelanta en Colombia y reafirmó su disposición para apoyar al país en esta tarea.

Colombia no caerá en “la tentación” de cerrar su frontera con Venezuela pese a la llegada masiva de migrantes que huyen de la crisis en este último país, afirmó ayer el presidente Iván Duque en presencia del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi.

 

Duque, que ejerce una fuerte presión internacional sobre la “dictadura” de Nicolás Maduro, destacó “el ejemplo” que está dando Colombia en esta emergencia que Caracas niega abiertamente. 

Esto implica “no caer en las tentaciones ni de la xenofobia ni de cerrar fronteras”, sostuvo el mandatario en una declaración a los medios, al término de una reunión con el enviado de Naciones Unidas. 

De su lado Grandi, quien habló con Duque antes de proseguir su gira regional en Argentina, aplaudió el proceso colombiano de regularización temporal de unos 820.000 venezolanos.

“Es un ejemplo para toda la región y ACNUR continuará apoyando estos esfuerzos para llevar a cabo el registro y documentación que aseguren la estadía legal de todas las personas venezolanas en el país”, aseguró el funcionario de Naciones Unidas.

El mandatario colombiano retomó las palabras de Grandi para referirse al éxodo como una “crisis monumental” e insistió en que, pese a ello, su gobierno seguirá actuando con apego a los “derechos humanos” y con respeto “a las personas que están siendo perseguidas por las dictaduras”.

El domingo Grandi visitó la frontera colombo-venezolana y afirmó haber constatado personalmente el “flujo complejo” de migrantes. 

La ONU calcula que cerca de 1,9 millones de personas han dejado Venezuela desde 2015, la mayoría hacia países de la región, debido a la difícil situación económica y política.

Solo Colombia estima un flujo migratorio de un millón de personas por su territorio. 

En una reciente declaración en Ginebra, Grandi precisó que “unas 5.000 personas abandonan Venezuela cada día actualmente”, en “el mayor movimiento de población en la historia reciente de América Latina”.

Reacio a admitir la crisis migratoria, el presidente de Venezuela ha pedido a la ONU “sincerar” las estadísticas, al tiempo que desmiente la emergencia humanitaria que denuncian otros gobiernos a raíz de la hiperinflación y la escasez crónica de alimentos y medicinas.

DESTACÓ ESFUERZOS

De otro lado, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi, exaltó el proceso de regulación de migrantes venezolanos que se adelanta en Colombia y reafirmó su disposición para apoyar al país en esta tarea.

 “Es necesario seguir fortaleciendo los mecanismos de coordinación tanto a nivel nacional y regional. El proceso de regulación que se ha llevado a cabo en Colombia es un ejemplo para la región y Acnur continuará apoyando para llevar a cabo el registro y la documentación que asegure la estadía legal de todas las personas venezolanos del país”, dijo Grandi tras una reunión con el presidente Iván Duque.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados afirmó que incluir la población migrante dentro del plan de desarrollo nacional fue una decisión acertada, debido a que todos los días llegan ciudadanos del vecino país a Colombia.

Grandi consideró que los acuerdos logrados en la región son una base para asegurar la estadía legal de las personas venezolanas y fortalecer las respuestas a las necesidades inmediatas de esta población.

BOGOTÁ AFP

También podría gustarte