Plata para Colombia en  los Olímpicos juveniles

Kely Valentina Junkar conquistó la medalla de plata en la división de los 53 kilogramos del levantamiento de pesas.

La colombiana Kely Valentina Junkar conquistó este martes la medalla de plata en la división de los 53 kilogramos del levantamiento de pesas de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires-2018 con un total de 176 kilogramos. Esta es la sexta medalla nacional en territorio argentino.

 

En la modalidad del arranque, la colombiana fue la más fuerte y sin cometer errores, porque primero levantó 72 kilos, luego 76 y cuando sus rivales no pudieron ir más allá de 77, pidió 78 y los levantó para quedar primera, delante de la rumana Sabina Baltag (77) y de la indonesia Nur Vinatasari (72).

En el envión, Vinatasari se aseguró el bronce con 90 kilos para un total de 162, dejando la lucha por el oro entre la colombiana y la rumana. Kely levantó 94 para asegurar la plata. Baltag eligió 96 y superó a la colombiana, que de nuevo pasó al frente con 98 y obligó a ir por 100 a la rumana, quien falló en el segundo intento, pero pidió más y obligó a Kely a ir por 100, pero falló.

El oro era de Kelly, pero si la rumana Sabina Baltag levantaba los 100, se quedaba con el primer lugar, y así fue, porque en el tercer intento, la europea pudo con los 100 kilogramos y llegó a un total de 177, frente al 176 de la colombiana, que se quedó con la medalla de plata, la sexta del Equipo Colombia en Argentina.

Con esta medalla, la delegación nacional ya superó el total de la cita más exitosa que fue en Singapur-2010, porque en Argentina ya suma dos oros, dos platas y dos bronces, una medalla más que la primera cita olímpica juvenil.

Las primeras dos medallas de oro fueron en las modalidades de ómnium del patinaje de carreras, con Gabriela Rueda y Jhony Angulo, mientras que la presea de plata fue de Yineth Santoya en levantamiento de pesas y los dos bronces con Estiven Villar también en pesas y la dupla de Gabriela Bolle y Juan Camilo Ramírez en el ciclismo BMX.

También podría gustarte