Santa Ana se ‘ahoga’ en basuras

La comunidad denuncia que el relleno sanitario es un foco de infecciones y animales carroñeros.

Por
RAFFAEL MEDINA

Cada día se hunde más en la basura el perímetro urbano de la Barranca de Santa Ana Magdalena y las esperanza de que se solucione este problema son bastantes remotas debido a que el sector de agua potable y saneamiento básico está pignorado en un 70% por los Bonos Carrasquilla, por tal razón los habitantes están condenados a vivir inmersos en residuos sólidos hasta el 2.029.

En las mismas condiciones se encuentran los  corregimientos de Barro Blanco, San Fernando, Jaraba y Germania los cuales a través del tiempo nunca han contado con el servicio de recolección de residuos sólidos, lo que ha permitido la contaminación ambiental de potreros, ríos, ciénagas y arroyos, puesto que ninguna administración municipal ha tomado cartas en el asunto.

ENTREGA DE RELLENO SANITARIO

Es importante manifestar que en el año 2009 la Corporación Autónoma Regional del Magdalena Corpamag hizo entrega del Relleno Sanitario Ecosistema Humedales del Sur, el cual tuvo un valor de $ 662 millones de pesos, en dicho relleno se dispondrían los residuos de los municipios de Santa Bárbara de Pinto, San Zenón, Pijiño del Carmen y la Barranca de Santa Ana.

Para esa fecha la firma contratante del relleno sanitario fue Corpamag y la entidad constructora Aseo General S.A.E.S.P.,  la supervisión estuvo a cargo del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial y el Vice Ministerio de Agua Potable y Saneamiento Básico; el macro proyecto tenía una vida útil de 30 años, sin embargo hasta  el momento es un botadero más a cielo abierto.

Cabe resaltar  que desde  la puesta en marcha del relleno estaba condenado a ser un fracaso puesto que vándalos dañaron la  infraestructura del colector, hurtaron la geomembrana y otros componentes; y no se sabe en el gobierno de qué alcalde se permitió que destruyeron la caseta y que se robaran la báscula, que no fue más que una figura decorativa, puesto que nunca se utilizó.

Otra dificultad por la que pasó el relleno sanitario Ecosistema Humedales del Sur, fue que los alcaldes del entonces: Nixon Cudriz Delgado, José Luis López Fonseca, Roberto López Echavez y Antonio Eljadue Gutiérrez,  no contrataron el operador para el manejo responsable y tampoco nombraron celador por lo que  la báscula corrió el mismo destino de los “Altares de Valencia”.

 or el olvido a que fue sometida el mega- proyecto, hoy no existe la caseta de celaduría, tampoco la báscula, ni la geomembrana del colector; y lo que ayer fue un relleno sanitario con todas las especificaciones técnicas, hoy es un botadero de basura a cielo abierto lleno de todo tipo de plantas, alimañas y necrófagos que apestan el entorno al consumir la carroña que allí se vierte.

AFECTACIÓN AL MEDIO AMBIENTE

En la Barranca de Santa Ana, cada día se agudiza la problemática de los botaderos y la quema de basura en las calles, callejones, caminos y carreteras, poniendo en riesgo el medio ambiente, las familias que viven alrededor, los  hoteles y una empresa de lácteos que tiene sede a 100 metros aproximadamente.

QUE DICE LA ALCALDÍA

En el particular la alcaldesa Lourdes del Rosario Chicre Campo manifestó qué: “Aquí lo principal que tenemos ahora es la el apoyo por parte de la Gobernación del Magdalena la cual nos ha citado junto a los alcaldes de Pijiño, Santa Bárbara de Pinto y San Zenón para la inversión de un relleno sanitario para llevar las basuras. Son 4 rellenos y van a empezar por el de Santa Ana, hacia falta la legalización del lote, pero ya está registrado legalmente el lugar y solo estamos esperando que la Gobernación venga y haga la inversión”.

PROBLEMAS CON LA RECOLECCIÓN

La Mandataria Local asegura que se tiene problemas con la recolección de los desechos debido a que solo se cuenta con un tractor que no está en las mejores condiciones, pero que con el proyecto del relleno sanitario viene incluido este servicio.

También podría gustarte